Debería de aclarar antes de nada que el lugar de esta hamburguesa es en las calles de las ciudades dominicanas, que no tiene nada que ver con la salsa de adobo Argentina, y que cuando pruebes uno de estos vas a alucinar.

Lo iba diciendo, es una comida callejera  que se cocina y vende en un carromato (o ahora de moda “food truck”).

El modo habitual de consumir este bocadillo es plantado a escasos metros de la plancha donde se prepara (para que le olorcito vaya haciendo su efecto embriagador) y con una bebida cerca,  una “presiente”, un “vaso de foam” con hielitos y algo más, refresco rojo o de uva, si eres menor de edad….. y, a poder ser, de noche.

Si eres de l@s afortunad@s que pretende conocer la esencia de República Dominicana (que señor@s, NO son los resorts todo incluido), toma nota de este colofón de fiesta en la capital. 

No hay como ir de marcha y antes de retirarse a descansar llenar el estómago con un chimichurri. 

Como ya hace muchos años que no como uno de estos, si Mahoma no va a la montaña……

Por ello, me he propuesto remediar parcialmente este problema (digo parcialmente porque esto SOLO se resuelve yendo a la isla) me he dedicado a recopilar recetas de aquí y de allá y observando videos de los puestos callejeros para “recrear” esta hamburguesa en casa......Y aquí está el resultado.
 
Igual, igual nunca me va salir, pero que sepáis que la primera vez que hice chimichurris en casa mi hijo llegó a casa y entró exclamando: “Mmmmm, ¡huele a dominicano desde fuera…!”, y eso es buena señal, ¿no?

Nota: El pan debe de ser PAN DE AGUA….pero como aquí no hay, tendré que dedicarme a ver si consigo hacerlo yo…y esa será otra tesis.
Cantidades para 4 unidades
Ingredientes para las salchichas:

500g carne picada  CERDO (carne muy magra, con más grasa mejor)
1 CEBOLLA ROJA
1 PIMIENTO VERDE  italiano (de los de freír)
2 cucharadas zumo NARANJA
1 cucharada zumo LIMÓN
4 dientes AJO
2 cucharadas ORÉGANO
5 cucharadas SALSA INGLESA
1 cucharadita PIMIENTA
½ cucharadita CILANTRO MOLIDO
¼ cucharadita MALAGUETA
1 cucharada SAL
c.s. Colorante ROJO (sin pasarse)

Ingredientes para el montaje:

1 REPOLLO (800g-1kg)
2 CEBOLLAS ROJA
2 TOMATES para ensalada
ACEITE  de maní (cacahuete)
MAYONESA
KETCHUP
4 PANES DE AGUA (en su defecto pan de hamburguesa de panadería)

Ingredientes SALSA para chimi: 

½  taza KETCHUP
½ taza MAYONESA
½ taza ZUMO de NARANJA
2 cucharadas VINAGRE de manzana
2 cucharadas SALSA INGLESA
SAL y PIMIENTA

Preparación el día anterior:
-          Salchichas
-          Salsa
Preparación de las salchichas:

1.- En un mortero, machacar el ajo con la sal.

2.-En una licuadora triturar la cebolla y el pimiento junto con la pasta de ajo y el resto de ingredientes excepto la carne.

3.- Una vez bien licuados todos los ingredientes, añadir la mezcla a la carne picada y amasar muy bien hasta integrar todos los ingredientes.
4.- Rectificar de sal.

5.-Separar en 4 raciones iguales, hacer la forma de salchicha gruesa o chorizo con ayuda de film transparente. Envolver tipo “caramelo”, enrollado los extremos de manera que se compacte mucho la carne.

6.- Dejar reposar en la nevera al menos 12h. 

Preparación de la salsa:
1.- En un bol mezclar todos los ingredientes
2.- Reservar en un recipiente hermético hasta su uso.
Cocción en plancha:

1.- Desenvolver los rollitos de carne del film y cortar la carne en forma de salchicha longitudinalmente.

2.- Cortar las cebollas en rodajas.

3.-Cortar el repollo en tiras muy finas.

4.- Abrir los panes por la mitad.

5.- En una plancha de cocina muy caliente, rociar un poquito de aceite y colocar la carne abierta por la mitad, las rodajas de cebolla y en un lado de la plancha, un buen puñado de repollo con salsa para chimichurri por encima.

6.- Mientas la carne y la cebolla se hacer hay que ir dándole un par de vueltas al repollo para que se impregne bien en la salsa. Retirar cuando el repollo esté transparente por fuera pero aún crujiente por dentro.

7.- La carne tiene que estar bien hecha, pero la cebolla y el repollo no tienen que estar cocidos.

8.- Tostar en la plancha las caras internas de las dos partes del pan.
Montaje:

1.- Base de Pan
2.- Rodajas de tomate
3.- Cebolla a la plancha
4.- Salchicha chimichurri bien hecha
5.- Repollo a la plancha crujiente
6.- Ketchup y mayonesa
7.- Tapa del pan



















Esta es la primera vez que hago esta mezcla de cereales con miel.
 
En casa a  todos nos gusta este calórico alimento tan conveniente para aquellos que hacer asiduamente ejercicio.

¿Y cuál es la diferencia entre la granola y el muesli?
 
El muesli, es una mezcla de copos de avena y frutos secos, SIN AZÚCARES NI GRASAS añadidos y su consumo es en crudo.

No obstante la granola también es una mezcla de cereales (avena, centeno, cebada), frutos secos y frutas….pero a diferencia del muesli cuenta con un considerable aporte de calorías, azúcar y/o miel para endulzar la mezcla y aceites para conseguir esa textura crujiente una vez horneada. 

Así que, la granola es muchísimo más agradable de comer (a mis hijos les encanta) por el azúcar y el crujiente, no obstante, si tu objetivo es controlar el peso, tu elección sin duda es el muesli.

Llegado a este punto en mi libreta de notas me he anotado una guía de ingredientes a elegir según gustos pero si lo que quieres es hacer muesli, ya sabes, NO USAR INGREDIENTES HÚMEDOS, así fuera grasas, sal, azúcares y horno.
 
En el caso de esta granola mi elección de ingredientes ha sido:

-Copos de avena
- Coco rallado
- Semillas de chía y avellanas
- Cacao en polvo. Usado solo en la mitad de la mezcla.
-Sal
- Extracto de chocolate blanco y vainilla
-Aceite de coco
- Azúcar moreno y miel. Extra de miel para hacer partes compactas más grandes.
- Pepitas de chocolate.








En la pescadería había un lenguado enorme que me llamó la atención, era tan grande que daba para 4 raciones, por lo que era perfecto para nosotros.
 
Una vez llegué a casa toda contenta con semejante pieza de pescado, mi ánimo cayó en picado cuando me imaginé dándole la vuelta en la plancha (mejor no arriesgarse a dañar la pieza, ¿no?).
Pasaron unos minutos, y entonces, ¡tin!, me acordé de una receta de Jamie Oliver del libro “Dinners”, toda emocionada cogí el libro, encontré la receta, y……otra vez mi ánimo entró en “barrena”.

En la receta original, los lenguados conservaban la piel….!merde!....yo, ante la pregunta de la pescadera de si quería que le quitase la piel, le respondí con un firme “si”, que en el momento de ver la foto del libro me pareció una respuesta precipitada y no muy acertada.

A veces suelo limpiar yo el pescado, más si se trata de merluza o pescado delicado, y es que…..en algunos supermercados aprietan tanto a los peces para sujetarlos mientras quitan las escamas que deshacen las láminas internas, ¿¡¿¡ni que estuvieran vivos!?!?, por Dios, ¡qué no se van a ir a ninguna parte!
Bueno, por donde iba, ¡ah, sí!…..estaba desanimada al ver en la foto de la receta los lenguados con piel, y el mío la había “perdido” en pescadería.

Pero al leer la receta me di cuenta que los cortes en la piel son para que entre el sabor en la carne, así que, otra vez mi ánimo se restableció otra vez, ya que sin piel no hace falta cortes, el sabor penetra en toda su plenitud y mis hijos no la apartan en la orilla plato (problema resuelto).

Empezando así ya decidí a hacer pequeños cambios, no tenía aceitunas negras pero si “kilos” de aceitunas partidas hechas en casa, en vez de zumo de limón y vinagre balsámico decidí usar vino blanco para que el sabor fuera  más suave…..pero la esencia de la receta es la misma.
 
Ingredientes para 4 personas:

4 LENGUADOS de una ración
½ vaso VINO BLANCO
SAL
PIMIENTA
24 TOMATES CHERRY amarillos y rojos
24 OLIVAS partidas
4 dientes de AJO picados
PEREJIL  fresco picado
ACEITE DE OLIVA
cáscara de 1 LIMÓN  rallada



1.- Precalentar el horno a 200ºC.

2.- En una fuente apta para el horno colocar los lenguados limpios, y sobre estos verter el vino.

3.- Salpimentar el pescado por ambas partes.

4.- Colocar los tomates partidos, las olivas, los ajos y el perejil picado por encima y por debajo de las piezas.

5.- Rociar aceite de oliva por encima del pescado.

6.- Hornear durante 15-20 minutos, dependiendo del grosor de las piezas.

7.- Nada más sacar la fuente del horno rallar la corteza de limón por encima.

8.- Dejar reposar 3-4 minutos antes de servir.