PATATAS GRATINADAS

Yo no soy muy de patatas, aunque no me puedo resistir a una buena (recalcar lo de buena) patata hervida con un chorrito de aceite. 

 

Y es que una buena patata tiene que tener sabor, como las gallegas (una maravilla), y ninguna comparable a las patatas peruanas, de todos los colores y de sabores, ¡cómo las disfruté!

 

Para el resto de patatas….GRATÉN DE PATATAS, les hechas cosillas y ya saben a algo.

 

Más o menos estas son las cantidades, pero todo depende del grosor de las patatas, yo las corto a menos de 1 cm de grosor.

 

Puedes ponerle otras especias o hierbas, como nuez moscada, salvia, orégano, perejil…

 

Quesos: Pamesano, cheddar, gouda, emental, azul, tetilla, brie….tu eliges

 

Opción fantástica: sustituir parte de la cebolla por hinojo fresco.



Ingredientes

 

1 kg PATATAS

4 CEBOLLAS TIERNAS o dulces 

200ml NATA

100g QUESO 

½ vaso AGUA

SAL

PIMIENTA

AJO EN POLVO

ACEITE OLIVA

 

1.-Enciende el horno a 220ºC sin aire

 

2.- Pela (pero si la piel es fina puedes dejarla) y corta las patatas en rodajas finas (menos de 1 cm), colócalas en una olla con agua hirviendo, tápa la olla y deja las patatas ahí unos minutos sin fuego.

 

2.- Engrasar una fuente de horno con acite de oliva. Pelar y cortar la cebolla a rodajas finas (lo más finas que puedas, sin rallarlas, eso nunca).

 

3.-Pon la cebolla en la fuente salpimentar y echar ajo en polvo al gusto. Mezclar todo.

 

3- Escurrir las patatas y echarlas en la bandeja, salpimentar un poco otra vez y mezclar con la cebolla con cuidado de no romper las patatas.

 

4.- Echar unos trocitos de queso espacido por la bandeja si se trata de quesos como el de tetilla (que es el que he usado en este caso). Si el queso elegido no es blando, rallarlo y distrubuirlo.

 

5.- Echar la nata por encima y medio vaso chorrito de agua por una de las esquinas de la bandeja.  Mover un poco la fuente para que se acomode todo bien…y al horno unos 20 minutos. Las patatas deben estar blandas y la superficie gratinada.


 

 

 

Comentarios