FOCACCIA (LIGURIA) DE TOMATE SECOS

 Normalmente tengo cerca papel y lápiz/boli/pluma… para escribir, una idea, una falta de stock doméstico, algo pendiente por hacer, una frase, una receta…...- mi memoria de mosquito y mis “prontos mentales” son los responsables de esta costumbre.

 

Tengo móvil para anotar, sí, pero no siempre cerca. Tengo mi inseparable smartwatch para dictarle, por supuesto, pero hay cosas que si no se escriben a mano, sinceramente, no es lo mismo.

 

Y las recetas de la tele, son de las cosas que me gustan anotarlas a la vieja usanza, con dibujitos y eso.


 

Me he acostumbrado a copiar y probar recetas de un programa de tv o de radio - he llegado a salirme de la autovía para anotar la receta de un gazpacho andaluz de una señora que había ganado no sé cuantas veces un concurso por tierras del sur, y que cansada de ganarle a sus vecinas, decidió compartir la receta (olé y olé, eso si que es ganar)- ahora, con los podcast y la opción de rebobinado de las televisiones se facilita mucho las cosas, pero yo sigo con el “pronto” de coger papel y lápiz, luego, si hiciera falta, echo mano de la tecnología para captar algún que otro detalle.

 

Esta receta es una de esas que han sido tomadas con papel y pluma de un programa televisivo y se ha convertido en un habitual en las cenas de mi casa.

 

Frases como “era común ver a los estibadores de Liguria comer un trozo de focaccia con vino blanco” son las que te indican lo importante de una receta y te hace parar para tomarle toda la atención posible.



NOTA: en las fotos de paso a paso la masa lleva 2 cucharadas generosas de pasta de tomates secos.

Ingredientes:

 

500g HARINA de fuerza

300 ml AGUA (aprox.)

1 sobre de LEVADURA SECA para panadería

2 cucharadas ACEITE OLIVA

1 cucharadita SAL

1 cucharadita EXTRACTO DE MALTA (se puede sustituir por azúcar o miel)

 

ACEITE DE OLIVA 

SAL

AGUA

 

1.- Con los primeros ingredientes hacer una masa suave y lisa.



2.- Hacer una bola, cubrir con un paño de algodón seco y limpio, dejar reposar unos 20 minutos.



3.- Colocar sobre una bandeja de horno untada con bastante aceite la masa reposada, poner un poco más de aceite sobre la masa y extender la masa con los dedos hasta conseguir un espesor de 1 cm más o menos. Puedes ir dando la vuelta a la masa para que se impregne bien por ambos lados.



4.- Cubrir con film transparente y dejar reposar mínimo 2 horas.


 

5.- En un vaso pequeño hacer una salmuera (agua muy salada) y reservar, y con ayuda de los 3 dedos centrales untados en aceite, presionamos suave y profundamente  la masa haciendo agujeros separados entre si.

 

6.- Verter la salmuera dentro de los agujeros, tapar otra vez y dejar reposar unos 40 minutos más. Mientras, se precalienta el horno a 200ºC sin aire.


 


7.- Cocer hasta que esté la superficie dorada unos 20-25 minutos sacar del horno y pincelar toda la superficie de aceite.


 


Opciones:

-       Añadir a la masas pasta de aceitunas, pasta de tomates seco, pasta de anchoas, salvia, romero, orégano…

-       Poner sobre la focaccia antes de meterla en el horno aceitunas, hierbas frescas, tomates secos en aceite…


  

 

Comentarios