POTAJE DE HABICHUELAS Y PATATAS

¿Qué más gratificante que un buen plato de cuchara sin pretenciones? Pues poco, porque el fuego lento y cuatro ingredientes te dan todo el mérito sin hacer nada.

Están genial esos platos laboriosos (bueno, sólo si te gusta cocinar), bonitos, con varias texturas…. pero tener un plato completo con tan poca dedicación, sinceramente, no tiene precio.

Este es uno de esos platos ideales para un día de limpieza en casa, que después de dejar todo como una patena tienes un plato reconfortante, sabroso, fácil y con la cocina también limpia.

Digo limpiar porque es mi nuevo entretenimiento en estos momentos de #yomequedoencasa, que si no, lo de limpiar como que no entra dentro mi concepto de “entretenimiento”, vamos, ¡ni de coña!

Deberíamos de recuperar YA estos platos en casa.

¡Qué tenemos la suerte de ir a trabajar!, (por Dios que se acabe esto y podamos salir), hacemos la comida por la tarde-noche, porque el otro ventajón de los platos de cuchara es que reposados están mucho mejor.

 
POTAJE DE HABICHUELAS (4 personas)

250g HABUELAS blancas
CEBOLLA
4 dientes AJO
100g TOCINO
1 cucharadita PIMENTÓN
2 hojas LAUREL
3 PATATAS medianas


SAL
PIMIENTA
ACEITE OLIVA
AGUA

1.- Durante la noche anterior hidratar las habichuelas en abundante agua.
2.- Picar bien la cebolla, y los ajos, sofreír en aceite y cuando la cebolla esté transparente, añadir el tocino también muy picado, sofreír todo junto un par de minutos más y retira de fuego. Inmediatamente añadir el pimentón y el laurel mezclando bien y reservar el sofrito.

3.- Escurrir las habichuelas ya hidratadas y colocarlas en una olla. Cubrir con agua fría de manera que el volumen de agua sea 3 veces el de las habichuelas, más o menos.

4.- Poner la olla al fuego, retirar la espuma que se vaya formando en la superficie y cuando rompa a hervir, bajar el fuego de manera que cueza sin un hervor fuerte. Tapar y cocer durante 1 hora removiendo de vez en cuando.

5.- Después de 1 hora, las habichuelas ya empiezan a ablandar, por lo que se le echa el sofrito, dejar media hora más cociendo de la misma  manera removiendo de vez de cuando.

6.- Pasada la media hora las habichuelas debería estas ya comestibles, blandas pero enteras, si no es así dejar un poco de tiempo más. Añadir entonces sal, pimienta (opcional una pastilla de caldito) y las patatas peladas y chascadas en trozos grandes.

7.- Cocer hasta que las patatas estén cocidas e ir removiendo de vez en cuando para esperar el caldo.

Comentarios