En los tiempos estos de “nueva normalidad”, en la que lo normal no es lo normal y en los que los planes son una quimera, tenemos que tener nuevas ilusiones, y nuevos objetivos.

 

En los meses confinados hemos tenido que tomar decisiones laborales necesarias para no dejar morir proyectos profesionales, así que, en estos meses de verano, tendremos que tomar decisiones necesarias para no dejar morir nuestro concepto de “vacaciones” sin dejar de trabajar

 

Si nuestro objetivo anual es conocer algún sitio nuevo, ¿Por qué no dar un paseo virtual gastronómico de la mano de recetas tradicionales?

 

Empecemos por esta receta que tenía ganas de hacer desde hace tiempo y que ha resultado ser una de mis nuevas maneras favoritas de disfrutar las natillas.

 

HUEVOS NEVADOS-ÚBEDA-JAÉN-ANDALUCÍA-ESPAÑA

 

Entre sus aceites se encuentra este postre que cómo ya es habitual me ha llegado de la mano del programa de cocina Los Fogones Tradicionales para quedarse en mi casa.

 

El temita de cocer claras sobrantes en leche ya es una apuesta segura si eres de los aquí-no-se-tira -nada, y el tener dos consistencias dentro de un mismo bocado, hace que este poste natillero tenga nivel “pro”.

Ingredientes:

 

1,5 l LECHE

1 rama CANELA

Cáscara de 1 LIMÓN

 

CLARAS

100g AZÚCAR

 

YEMAS

150g AZÚCAR

45g MAICENA

 

 

1.-Poner a hervir en una olla de diámetro amplio, la leche con la canela y el limón.

 

2- Mientras, se pone a hervir la leche, montar las claras con 100g de azúcar hasta hacer un merengue con cuerpo.

 

3.- Hacer tandas de 3-4 quenelles de merengue con ayuda de 2 cucharas y hervirlas en la leche durante unos 20 segundos dándoles la vuelta a mitad de cocción. Retira con una espátula y reservar en una fuente.

 

4.- Una vez se hayan cocido los merengues, retirar del fuego y colar la leche para eliminar restos de merengue, la canela y el limón.

 

5.- En otra olla, mezclar 100g de azúcar con la maicena y posteriormente añadir y mezclar las yemas.

 

6.- Verter la leche colada y cocer a fuego lento sin dejar de remover hasta obtener una crema lisa y ligera.

 

7.- Verter las natillas en un recipiente hondo con el merengue cocido por encima y espolvoreado de canela (opcional), dejar templar y conservar en la nevera.

 

 

 

 

 


De las recetas de sopas de tomate que he hecho en mi casa, casi siempre todas las de Jamie Oliver son un éxito.

Esta esta es la última que probé y parece ser que es la mejor….y digo “parece ser” porque yo no soy muy fan del tomate, pero mi pareja, fan incondicional de todo lo referente a este fruto, si dice que es buena, es buena.

He cambiado muy cosa poca cosa, como la cantidad de ajo (en España se cocina más cantidad), le he puesto una zanahoria más (porque tenía solo 2 y no iba a dejar una huérfana en la nevera) y en vez de usar tomates naturales y quitarles la piel, he usado tomate en conserva ya pelado, para simplificar.

Y si quieres simplificar más, esta receta es totalmente compatible con THMX o cualquier robot que cocine.


Ingredientes:

CEBOLLA
4 dientes AJO
ZANAHORIAS
10 hojas ALBAHACA FRESCA
ACEITE DE OLIVA
½ taza NATA 35% m.g.
1 cucharada VINAGRE
YEMAS
1 bote grande de TOMATE PELADO
1,5 l CALDO DE POLLO
SAL Y PIMIENTA

1.    Picar las verduras y rehogarlas en aceite a fuego lento y con tapa unos 20 minutos y removiendo de vez en cuando.
2.    Mezclar la nata con el vinagre y las yemas, remover y reservar.
3.    Cuando la verdura ya esté blandita, echar la nata, mezclar, y cocer 2 minutos más.
4.    Verter la lata de tomate pelado y la albahaca, cocer durante 15 minutos, chafar con ayuda de un tenedor los tomates y cocer 5 minutos más.
5.    Verter el caldo y cocer 10 minutos.
6.    Triturar todo y salpimentar al gusto.

7.    Servir con un chorrito de aceite

Probando recetas nuevas de galletas me encontré con esta que ha resultado ser una de las preferidas de mi hija.

Yo igual hubiera usado una proporción mayor de harina para que no se desmigasen tanto, pero según mi “clienta” preferida, eso es lo que más le ha gustado, las miguillas…..así que, dejo como válido el 50-50 de harina-maicena original.

Es una receta ideal para hacer con los peques, que aunque este domingo ya podrán salir 1 hora a la calle (yujuuuu)…aún queda mucho para estar en casa, pero siempre un día menos.

GALLETAS DE VAINILLA

Ingredientes:

125g HARINA
125g MAICENA
100g MANTEQUILLA ablandada
HUEVO
4 gotas ESENCIA VAINILLA
30g AZÚCAR AVAINILLADO
50g AZÚCAR GLASS
1 pizca SAL

1.- Tamizar las harinas y añadir el resto de ingredientes, trabajar con las manos hasta obtener una masa homogénea.

2.- Enharinar la superficie de trabajo y esmagar las bolitas de masa con un tenedor y hacer el dibujo de cuadrícula. 

4.- Colocar sobre papel parafinado en una bandeja para hornear.

5.- Refrigerar durante 2 horas antes de hornear.

6.- Precalentar el horno a 170ºC y hornear 15 minutos.

7.- Sacar del horno, dejar templar unos 5 minutos y enfriar las galletas en una rejilla.

Ensaladas templadas, ¡qué poquito las hago y cuánto me gustan!

Son ideales para prepararlas con antelación, para cuando somos muchos, para comidas informales, para llevar a casa de amigos……..

Habrá que proponerse de vez en cuando hacer estos menús sin complicaciones y recurrir a estos platos ahora que se acerca el verano.

Lo que más me gusta de esta ensalada es la combinación de las patatas con ese sabor extra que le da su piel y la textura del refrescante y crujiente apio crudo.

La cantidad de cebolla es a gustos, a mí la cebolla cruda rabiosa no me sienta nada bien, por lo que uso poca y de la blanca y dulce, sino tengo de esta, uso de la normal, la corto a rodajas antes de picar y la sumerjo en agua caliente (no hirviendo) durante unos 5 minutos.

ENSALADA FRÍA DE PATATAS

600g PATATAS nuevas sin pelar y troceadas en de 8cm.
1/2 CEBOLLA “dulce” pequeña picada
PIMIENTO VERDE pequeño picado
3 ramas APIO a trocitos pequeños
¼ taza PEREJIL picado

Ingredientes para el aliño:

200ml MAYONESA
Sal y Pimienta
200ml NATA
2 cucharadas VINAGRE BLANCO

1.- Cocer las patatas en agua o al vapor hasta que estén tiernas pero no deshechas, procurar que se separe la piel, escurrir y dejar enfriar por completo

2.- Mezclar en un cuenco grande las patatas, la cebolla, el pimiento, el apio y el perejil (de este último reservar un poco para decorar al final)

3.- Preparamos el aliño: primero mezclar el vinagre con la nata y remover hasta que espese. Salpimentar y añadir la mayonesa. Mezclar todo.

4.- Verter el aliño sobre las patatas, remover con cuidado, verter en una fuente y decorar con el perejil picado reservado.


Está claro que como comer este plato en un restaurante chino, en ningún sitio.
Pero si tienes antojo y no tienes la posibilidad de ir al restaurante, igual te animas a hacerlo en casa.

Igual te estás preguntado por la opción del servicio a domicilio, pues bien, estos son de los platos que pierden muuuuucho si no se consume recién hecho. El objetivo es que esté crujiente a pesar de la salsa, y esto no se consigue cuando lleva filete en la salsa más de 15 minutos dentro de un recipiente.

Lo normal es ver las recetas rebozarlas en una pasta ligera de huevo, harina y agua fría. Pero a mi me gusta empanar los filetes rebozando en harina, luego el huevo y por último en pan.

Si no me va a salir igual de bueno o mejor que en un restaurante chino, prefiero modificar la receta y hacer una “versión”, las comparaciones son odiosas.


Ingredientes:

4 filetes gruesos PECHUGA DE POLLO (2 pechugas)
4 cucharadas SALSA SOJA
SAL, PIMIENTA
HARINA
HUEVOS batidos
PAN RALLADO
1 cucharadita JENGIBRE RALLADO
ACEITE para freír

Ingredientes para la SALSA:

1 ½ vaso CALDO DE POLLO
1 Cucharada AZÚCAR
1 Cucharada VINAGRE MANZANA
½ vaso zumo LIMÓN
1 cucharadita comada MAIZENA
LIMÓN en rodajas


1.- Macerar los filetes en la salsa de soja durante 1 hora aproximadamente.

2.- Salpimentar los filetes.

3.-En tres platos diferentes poner la harina, el huevo batido y el pan rallado con el jengibre.

4.- Rebozar los filetes en este orden; harina, huevo y pan. 

5.- Freír y retirar las pechugas fritas sobre papel absorbente y reservar.

6.- Diluir la maicena en el zumo de limón.

7.- En un cazo o sartén calentar el caldo de pollo, el azúcar y el vinagre hasta que empiece a hervir.

8.- Añadir entonces la maicena disuelta en el limón, remover hasta que espese un poco, añadir las rodajas de limón y retirar del fuego.

9.- Cortar las pechuga en tiras y verter la salsa por encima.

Y seguimos sacando cosillas congeladas para apurar al máximo la compra.

Hace poco leí que en Asia el amarillo es color de la suerte, así que se me ocurrió hacer algo amarillo para ver si tenemos suerte y salimos pronto de la crisis del Corona Virus dichoso.

Como había sacado salmón (que precisamente amarillo no es), me puse a buscar el color amarillo en el acompañamiento, y es cuando me encontré este fantástico arroz aromatizado de origen indonesio llamado NASI KUNING: cebolla sofrita, arroz basmati, hojas lima kaffir, clavos de olor, canela en rama, cúrcuma, comino, cilantro en polvo y sal, caldo de ave o leche de coco)

Elegido el acompañamiento, vamos a por el pescado.

La elección fue rápida para un arroz indonesio….. pescado indonesio, el PEPES IKAN es una receta de Java muy popular que tiene muchas variantes dependiendo de la región en la que se cocina y que una vez que la hemos probado entendemos el porque de su éxito.

Es más complicado tener los ingredientes que hacer el plato….os juro que no cuesta nada y lo haré más veces, la próxima con tacos de 2 pescados diferentes que seguir que también estará espectacular. 

PEPES IKAN (pescado al vapor – Indonesia)

4 piezas PESCADO, de 175g cada pieza, sin espinas ni piel.
½ cucharadita SAL
4 dientes AJO majado
4 cucharadas AGUA DE TAMARIDO (se hace con pasta de tamarindo que se disuelve en agua hirviendo, se separan las semillas, se licua, se cuela y se reduce un poco al fuego)

1 CEBOLLA grande picada
PIMIENTOS PICANTES sin semillas picados (GUINDILLAS FRESCAS)
5cm JENGIBRE cortado en tiras finas
3 cucharadas ACEITE DE MANÍ

½ cucharadita HIERBA DE LIMÓN en polvo (a falta de tallo fresco, que si tuviera se haría junto con la cebolla)
½ cucharadita CURCUMA molida
175g COCO RALLADO rehidratado en agua caliente durante 5 minutos
SAL Y PIMIENTA

HOJAS DE PLÁTANO (o papel de hornear)

1.- En un recipiente mezclar el agua de tamarindo, la sal y el ajo. Agregar los filetes de pescado e impregnar bien con el liquido. Dejar marinar en un lugar fresco durante 1 hora.

2.- En una sartén sofreír a fuego lento la cebolla, los pimientos y el jengibre en el aceite.

3.- Cuando esté la cebolla casi transparente, retirar el pescado del marinado y echar salsa del marinado en el sofrito.

4.- Después de 1 minuto echar el coco, las especias, la sal y la pimienta. Si no queda una pasta un poco sueltecilla echar un poquito de leche para aligerar. Remover un par de minutos y retirar. Rectificar de sal.

5.- Cortar las hojas de plátano de tamaño suficiente para envolver bien el pescado. (si las tienes congeladas como yo, antes de utilizarlas sumergirlas en agua caliente para que recuperen la flexibilidad).

6.- Poner una cucharada de pasta sobre el trozo de hoja, colocar un trozo de pescado y sobre este, otra cucharada de salsa.

7.- Envolver con la hoja de plátano y cerrar los laterales con un palillo.
 





























8.- Cocer al vapor durante 20 minutos (yo usé el accesorio varoma de thmx).



¿Qué más gratificante que un buen plato de cuchara sin pretenciones? Pues poco, porque el fuego lento y cuatro ingredientes te dan todo el mérito sin hacer nada.

Están genial esos platos laboriosos (bueno, sólo si te gusta cocinar), bonitos, con varias texturas…. pero tener un plato completo con tan poca dedicación, sinceramente, no tiene precio.

Este es uno de esos platos ideales para un día de limpieza en casa, que después de dejar todo como una patena tienes un plato reconfortante, sabroso, fácil y con la cocina también limpia.

Digo limpiar porque es mi nuevo entretenimiento en estos momentos de #yomequedoencasa, que si no, lo de limpiar como que no entra dentro mi concepto de “entretenimiento”, vamos, ¡ni de coña!

Deberíamos de recuperar YA estos platos en casa.

¡Qué tenemos la suerte de ir a trabajar!, (por Dios que se acabe esto y podamos salir), hacemos la comida por la tarde-noche, porque el otro ventajón de los platos de cuchara es que reposados están mucho mejor.

 
POTAJE DE HABICHUELAS (4 personas)

250g HABUELAS blancas
CEBOLLA
4 dientes AJO
100g TOCINO
1 cucharadita PIMENTÓN
2 hojas LAUREL
3 PATATAS medianas


SAL
PIMIENTA
ACEITE OLIVA
AGUA

1.- Durante la noche anterior hidratar las habichuelas en abundante agua.
2.- Picar bien la cebolla, y los ajos, sofreír en aceite y cuando la cebolla esté transparente, añadir el tocino también muy picado, sofreír todo junto un par de minutos más y retira de fuego. Inmediatamente añadir el pimentón y el laurel mezclando bien y reservar el sofrito.

3.- Escurrir las habichuelas ya hidratadas y colocarlas en una olla. Cubrir con agua fría de manera que el volumen de agua sea 3 veces el de las habichuelas, más o menos.

4.- Poner la olla al fuego, retirar la espuma que se vaya formando en la superficie y cuando rompa a hervir, bajar el fuego de manera que cueza sin un hervor fuerte. Tapar y cocer durante 1 hora removiendo de vez en cuando.

5.- Después de 1 hora, las habichuelas ya empiezan a ablandar, por lo que se le echa el sofrito, dejar media hora más cociendo de la misma  manera removiendo de vez de cuando.

6.- Pasada la media hora las habichuelas debería estas ya comestibles, blandas pero enteras, si no es así dejar un poco de tiempo más. Añadir entonces sal, pimienta (opcional una pastilla de caldito) y las patatas peladas y chascadas en trozos grandes.

7.- Cocer hasta que las patatas estén cocidas e ir removiendo de vez en cuando para esperar el caldo.


¡Y ahí va Marisol!, mi prima adoptiva que tantas veces me hace saltar las lágrimas con su humor y ocurrencias.

Mira mi réplica de tu cena, (que por la diferencia horaria seguramente yo ya estaba en la fase REM del sueño cuando la pusiste), qué pena que nos  separe un océano.

Esta mañana sabía que tocaba pescado, pero no había decido su acompañamiento, y cuando vi lo de las “papas a la duquesa” …… ¡plínnnnnn!- acompañamiento decidido.

Hoy toca salmón a la plancha con Flor de Sal con Lima de Madagascar (Terre Exotique), soy fan de las sales raras, tengo ya unas cuantas y las que me quedan por probar.

Deciros que lo de la piel crujiente del pesacado es un puntazo, se lo vi hacer a Jamie Oliver y desde entonces en casa comemos así el pescado a la plancha. 

En una sartén antiadherente, o en una plancha bien caliente, echar unas gotitas de aceite y colocar los lomos del pescado SIN ESCAMAS ni ESPINAS con la piel hacia abajo, la piel es lo primero que se cocina.

Pasados unos minutos, la piel adhiere un color dorado, entonces se les dan la vuelta a los trozos y se retira la piel tirando de uno de los extremos (como ya está tostada y el pescado medio hecho, sale con facilidad).

Retirar la piel a un lado dentro de la misma sartén para que se tueste por el lado que estaba en contacto con los lomos, cuando ese lado ya esté tostado retirar y colocar sobre papel absorbente para eliminar todo el aceite y que se seque bien…..quedará así súper-crujiente.

Salar ligeramente los lomos de pescado y darles la vuelta, echar otro poquito de sal a la parte de arriba y retirar de la sartén.

Bueno, el pescado ya está, ahora viene el descubrimiento y nueva adopción, las “POMME DUCHESSE”.

Patatas duquesa (para cuatro personas):

800 g PATATA
50g MANTEQUILLA
YEMAS
¼ cucharadita NUEZ MOSCADA molida
SAL
PIMIENTA

HUEVO BATIDO.

1.- Pelar las patatas y cortarlas en variaos trozos, hervir en agua con sal.
2.- Cuando las patatas ya estén hechas, eliminar toda el agua, escurrir bien.
3.- En la misma olla añadir la mantequilla y con ayuda de un pasapurés, tenedor u otra herramienta manual, hacer un puré que quede suave y sin grumos. Anadir las yemas, la nuez moscada, la pimienta y rectificar de sal.
4.- Mezclar bien.
5.- Volver a poner la olla al fuego y durante unos 5 minutos cocinar el puré a fuego medio sin parar de remover para que no se pegue, así eliminamos más humedad.
6.- Retirar del fuego y dejar templar.
7.- Precalentar el horno a 250ºC con aire.
8.- Colocar en una manga con boquilla de rizo y hacer las “caracolas” sobre papel de hornear o tapiz de silicona.
9.- Batir bien el huevo entero y verterlo con una cucharita sobre las caracolas.
10.- Una vez alcanzada la temperatura de calentamiento introducir las duquesitas, bajar la temperatura a 220ºC y hornear hasta que estén doradas.




Día 10 de #YoMeQuedoEnCasa, mi ansiedad es inmensurable…..

Mi naturaleza inquieta me ha hecho sacar la máquina de coser para hacernos unas mascarillas para ir a trabajar….….. no hay mascarillas ni para los profesionales sanitarios, INCREIBLE.

Y si no hay para ellos, ni se me ocurre tratar de conseguir una. Una ya no sabe en qué puede ayudar, pero esto me ha servido para por fin quitarme el miedo de coser a máquina, como se dice, “siempre hay un roto par aun descosido”.

Después de mi sesión de costura (muy matutina ) y tras unas horillas en ordenador, me puse a hacer la comida.

Tenía planeado hacer un pollo asado y un arroz con fideos, pero cuando escurrí la lombarda y vi el líquido con ese precioso color morado casi añil, se me ocurrió usarlo para hacer el arroz, y este es el resultado….me encanta.

Esta receta está adaptada de programa “Al fuego” de canal cocina, es para hacer a la brasa, pero señor@s...... esto es que hay, y demos gracias.
Ingredientes para un pollo:

AJÍ GUSTOSO AMARILLO picante (guindilla amarilla)
2 cucharaditas TOMILLO fresco (seco si no hay otra cosa)
2 cucharaditas MALAGUETA MOLIDA (pimienta de Jamaica)
3 dientes AJO
CEBOLLAS
2 cucharaditas AZÚCAR moreno
2 cucharaditas SAL
2 cucharitas PIMIENTA NEGRA
½ cucharadita COLORANTE
CLAVOS
½ cucharita CANELA en polvo
½ cucharadita NUEZ MOSCADA rallada
5 cm JENGIBRE fresco rallado
2 cucharas ACEITE
100 ml RON

Meter todo en la licuadora frotar bien el pollo y dejar reposar mínimo 2horas (mejor de un día para otro)

Hornear a 180ºC durante una hora.
Ir pincelando con la salsa del adobo sobrante.