500gr MASA DE PAN
2 TOMATES muy maduros
250g CALABAZA sin piel, ni pipas ni fibras
1 CEBOLLA ROJA
½ PIMIENTO ROJO
SAL GRUESA
ACEITE OLIVA EXTRA VIRGEN
QUESO PARMESANO

Precalentar el horno a 200ºC.

Una vez la masa haya reposado unas 2 horas, mínimo, extenderla bien con ayuda de un rodillo hasta que esté muy fina.

Rallar los tomates despreciando la piel y extender sobre la masa.

Cortar la cebolla en tiras sumergiéndolas en agua caliente durante unos 2 minutos. Escurrir el agua bien y esparcir la cebolla sobre el tomate.

Rallar la calabaza en tiras finas con ayuda de un rallador o una mandolina.

Cortar los pimientos en tiras finas y colocar sobre la masa.

Echar un poco de sal gruesa y rociar un poco de aceite.

Hornera hasta que todo esté dorado.

Nada más sacar del horno la coca, rallar queso parmesano por toda la superficie.