Esta receta es de una de mis colecciones preferidas: Recetas Caseras de Le Cordon Bleu, del tomo titulado “Magdalenas”.
 
Como en todas las recetas de esta colección, el gusto por los postres bajos en azúcar de la gastronomía francesa, hacen que suela añadirle un pelín más de dulzor.

En casa no solemos hacer postres extremadamente dulces, de hecho, suelo quitar azúcar de las recetas, pero en este caso es la cantidad es insuficiente para mi gusto.

Estas consistentes magdalenas hacen una delicia los desayunos, una vez horneadas  y frías a temperatura ambiente, las puedes introducir en un abolsa de congelación y guardarla congelas.

En menos 20 minutos estarán descongeladas, pero si no, con medio minuto de microondas, listo!

Ingredientes para 12 uds:
300g HARINA
¼ cucharadita LEVADURA
2 cucharadas SEMILLAS AMAPOLA
1 ½  cucharadas RALLADURA DE NARANJA
3 cucharadas AZÚCAR (si te gustan dulces puedes poner un par de cucharadas más)
100g MANTEQUILLA
100g MERMELADA NARANJA
2 HUEVOS
80ml SUERO DE LECHE

Precalentar el horno  200ºC.

Tamizar la harina con la levadura y agregar las semillas de amapola y la ralladura de naranja. Reservar.

Calentar a fuego lento y sin parar de remover, la mantequilla, la mermelada y el azúcar, hasta que el azúcar esté totalmente disuelta.

Dejar enfriar a temperatura ambiente y mezclar bien con los huevos batidos y el suero de leche.

Añadir los ingredientes húmedos a los secos y con un cuchara mezclar, pero no demasiado ya que tiene que quedar con textura grumosa.
 
Hornear durante unos 15 minutos aproximadamente.