Esta sopa fría malagueña es perfecta para el verano, y si del campo malagueño viene esta receta, la tendremos en cuenta para suavizar estos calores mediterráneos.
 
Como siempre, el tema de la calidad de los ingredientes es indiscutible.
 
Toma nota de estos matices que aunque no indispensables si recomendables para un resultado redondo:

ALMENDRAS a poder ser de la variedad Marcona, no porque sean de “la terreta”, es que es la mejor sin duda (las de las foto no son de esta variedad, ya que esta vez las compre ya peladas, pero me pareció que hacían más contraste en la foto con piel, y estas eran las únicas con piel que tenía…cosas del montaje).

Si usas almendras verdes, que es un puntazo, al ser más lechosas el resultado es fantástico.

PAN. A poder ser pan de hogaza que tiene más miga que una barra, y que sea del día anterior, para que la miga tenga más cuerpo y embeba a sí mejor los jugos.

AJO. Tened en cuenta de extirpar y desechar la simiente del diente de ajo, así evitaremos que repita más de la cuenta.

ACEITE: De oliva por-su-pu-es-to, y cuando descubras el virgen extra de primera presión en frío, sabrás que su uso para elaboraciones en crudo….otro nivel. El precio vale la pena.

Si la guarnición va a ser de uvas, se puede sustituir  ¼ de aceite de oliva por aceite de semillas de uva.

VINAGRE: en este caso  de Jerez, nuestro y potente, vinagre de vino “marca España”.

Como es el único responsable de la acidez de este conjunto, es mejor usar un vinagre con mucho carácter.

SAL: Usar flor de sal para rectificar en el instante de servir, para que no se disuelva y aporte una textura crujiente antes de fundirse en el paladar.

MACERADO: para conseguir un sabor con más cuerpo, dejaremos que la sal y el vinagre hagan de las suyas dejando que empapen los ingredientes en un recipiente opaco y hermético durante 12 horas en la nevera.

GUARNICIÓN: La fruta le aporta una frescura extra y un estupendo contrate.
Podemos sustituir las uvas por daditos de manzana o melón. Elegid solo uno de los tres ingredientes para que no parezca un “menestra”.

Si no usamos la fruta en “tropezones” como guarnición las podemos tritura junto con los demás ingredientes transformando el ajo blanco en un sorbete salado de uva, manzana o melón.

Ingredientes para 2 litros:

350g ALMENDRAS peladas

200g dientes  de MIGA DE PAN blanco

1 diente de AJO

(100 ml + 250ml) ACEITE DE OLIVA
 
100ml VINAGRE

(½ + ½ ) litro AGUA

SAL
PIMIENTA blanca

400g UVAS blancas para la guarnición

1.- En un recipiente hermético introducir el ajo, las almendras peladas, la miga de pan remojada en vinagre, ½ litro de agua, 100ml de aceite y sal. Remover todo y dejar reposar 12 horas en la nevera.

2.-Pasadas las 12 horas, triturar todo junto con el resto de aceite.

3.- Diluir la mezcla con el resto de agua. Añadir pimienta al gusto.

4.- Conservar en frío hasta el momento de su consumo.

5.- Servir bien frío y acompañado de las uvas, peladas y sin pepitas.

(Receta extraida del fantástico libro "Gazpacho" de Alberto Herráiz)