Este es el resultado de un amor a primera vista.
 
El “sujeto” del enamoramiento en cuestión ha sido un magnífico molde de Chicago Metallic que me presentó  la “alcahueta” de Instagram, y cuya bendición de nuestro amor corrió a cargo de la lianta de “Amazon”.

Se trata de un molde que tiene una ranura que al desmoldar permite agregar cremas, frutas, frutos secos….de una manera sencilla y con un resultado visual increíble.

Esta ha sido mi elección para probar el molde, pero variantes, infinidad. Con bases de chocolate, marmoladas, con “tropezones”, saladas….cremas cítricas, dulces, de queso, saladas….

Yo elegí bizcocho ligero de mantequilla al limón, almíbar de limón y moscovita o mousse de fresa.
Ingredientes para el BIZCOCHO DE MANTEQUILLA al limón:

4 HUEVOS a temperatura ambiente
200g AZÚCAR
140g MANTEQUILLA derretida
1 pizca SAL
Ralladura y zumo de 1 LIMÓN
300g HARINA
12g LEVADURA química
100g LECHE a temperatura ambiente

Ingredientes para el ALMÍBAR DE LIMÓN:

½ litro AGUA
200g AZÚCAR
50ml ZUMO DE LIMÓN

Ingredientes para el MOUSSE DE FRESA:

200ml NATA para montar
200g FRESAS (unas cuantas extra para decorar)
80g AZÚCAR  glasé tamizado
4 hojas GELATINA (6g)

Nota: Para resaltar el sabor sustituir  50g de fresas por FRAMBUESAS, congeladas sirven.
1.- Prepara el almíbar llevando al punto de ebullición el agua con el azúcar, cuando esté frío, añadir le zumo de limón, remover y reservar. Guardar en el frigorífico para su conservación.

2.- Precalentar el horno a 180ºC sin aire.

3.- Montar los huevos con el azúcar con las varillas hasta que cambien de color.

4.- Añadir la mantequilla derretida y la ralladura de limón (integrar a velocidad suave con accesorio “pala” si tienes KA, si no a mano con ayuda de una espátula).

5.- Añadir el zumo de limón en la leche, remover y reservar. Tamizar conjuntamente la sal, la harina y la levadura, reservar.

6.-Incorpor alternativamente tandas de harina y leche y no incorporar la siguiente tanda hasta que la anterior esté completamente integrada (3 tandas de harina + 2 tandas de leche….empezando y terminando con la mezcla de harina).

7.- Engrasar y enharinar el molde.

8.- Verter la masa de bizcocho en el molde.  Sobre un paño golpear ligeramente el molde lleno contra la bancada para eliminar burbujas de aire.

9.- Hornear unos 25 minutos. O hasta que el bizcocho esté cocido.
10.- Esperar unos minutos y desmoldar.
Una vez el bizcocho esté a temperatura ambiente procedemos a hacer el mousse de fresas.

1.-Poner la gelatina en remojo en un cuenco con agua fría y dejar hidratando en la nevera.

2.-Lavar las fresas y quitarles luego el peciolo, para evitar que ntre agua en la fruta.

3.-Licuar la fresas (y si es el caso, las frambuesas también), colar el puré de frutas con un colador para despreciar las semillas.

4.-Añadir el azúcar glasé al puré y mezclar.

5.-Escurrir y secar la gelatina, en un cazo añadir 3 cucharadas de puré y la gelatina, disolver a fuego muy bajo sin parar de remover.

6.-Añadir la gelatina disuelta al puré de frutas y mezclar bien con una batidora de varillas.

7.-Montar la nata con unas varillas hasta que esté bien densa y reservar.

8.-Introducir el bol del puré en un bol más grande con agua con hielo y batir el puré de frutas con gelatina hasta que espese.

9.-Una vez espeso, retira el puré e incorporar la nata montada amalgamando la nata al puré de fresas cuidadosamente de abajo hacia arriba.

Montaje de la tarta

1.- Colocar el bizcocho en una fuente y bañarlo con el almíbar de limón, verter el moscovita de fresas en el hueco y alisar la superficie.

11.- Enfriar al menos 2 horas en la nevera y decorar con fresas, nata montada y pistachos.





Llegan las primeras olas de calor a España, en el mapa del telediario Extremadura está en rojo carmesí, teníamos ganas de que se acabara este frío mayo y aquí tenemos a junio haciendo de las suyas.

Tendremos que empezar con comidas fresquitas, de esas que te refrescan y de las que no tienes que cocinar ni limpiar demasiado. 

Porque hasta que una se acostumbra al calor, como que todo cuesta más, no?. Y más si llegas de trabajar y sabes que hoy  toca plancha si o si….¡¡fiesta loca!!.



Ingredientes:

500g PASTA seca
250g picadillo VARIANTES ENCURTIDOS
1 PIMIENTO VERDE  italiano
100g ACEITUNAS sin hueso partidas por la mitad
125g JAMON YORK a daditos
1/2 cucharada MOSTAZA
1 cucharada MAYONESA
3 cucharas de ACEITE DE OLIVA
PIMIENTA al gusto
PEREJIL fresco picado
AGUA Y SAL

1.-Cocer la pasta en abundante agua con sal, escurrir bien el agua.

2.- En un bol grande echar los variantes, las aceitunas, el jamón y mezclar los ingredientes.

3.- Añadir la pasta ya escurrida y mezclar.

4.- En un bol pequeño ligar la mostaza, la mayonesa, el aceite, el perejil y la pimienta.

5.- Añadir la salsa a la pasta, remover para que esté la pasta bien impregnada de la salsa.

6.- Enfriar en la nevera mínimo 2 horas

Nota: Si deja hecha de la noche anterior y está muy fría, sacarla del frigorífico unos minutos antes de poner en la mesa para que se atempere un poco.


CALAMARES REBOZADOS
¿Y quién es capaz de resistirse a una tapita de calamares en un chiringuito de playa?

Yo no, y si se trata de los de “O Druida” en la Playa de Patos (Nigrán), es una batalla perdida.
Se acerca el verano, aunque este año el tiempo se ha empeñado en hacernos pensar en lo contrario.

Y con el verano, es inminente la llegada de las vacaciones y no hago más que pensar en  el momento de pedir una fuente bien calentita de calamares, una tortilla familiar jugosita por dentro, una cesta de pan del bueno (de ese que en Galicia es fácil encontrar), unas cervecitas (en mi caso un Coca Cola), y lo mejor de todo, disfrutar todos estos manjares con el olor a mar y el placer de llevar puesta una rebeca para fresquito de la tarde.

Que cuando una vive en la Costa Blanca (tiempo mediterráneo todo el año pero con verano infernal), el pasar unos días de agosto en el fresquito del norte es un regalo y si encima esos días los pasas en familia, el regalo se convierte en premio.

Como para las vacaciones aún queda un queda un ratillo, y tenía que estrenar mi nueva adquisición de Sargadelos (¿¡¿¡os gusta?!?!?!....fue amor a primera vista), he decido hacer mi versión de calamares rebozados, no tan buenos como los de O Druida, pero con materia prima buena algo se parecen….
Ingredientes para 4 personas:

1 kg CALAMARES
1 vaso de AGUA BIEN FRIA
1 sobre de GASEOSA
HARINA
SAL y PIMIENTA
ACEITE para freír

1.- Limpiar los calamares, cortarlos en rodajas y salpimentarlos.

2.- Añadir los sobres de gaseosa y un poco de sal al agua muy fría.

3.- Remover y añadir inmediatamente un par de cucharadas de harina.

4- Con ayuda de unas varillas manuales ir ligando la harina e ir añadiendo cucharadas de harina hasta obtener una masa ligera.

5.- Introducir los calamares en masa y rebozarlos bien.

6.- Con un tenedor ir cogiendo aros de calamar para introducirlos uno a uno en aceite bien caliente.

7.- Cuando estén uniformemente dorados retirar de aceite y escurrir el exceso de grasa colocándolos sobre papel absorbente o en un colador grande colocado sobre un bol para que el aceite se vaya escurriendo.

TRUQILLO: 

Si los calamares no son de primera y piensas que van a salir duritos, lo mejor es limpiarlos y añadirles ½ cucharadita de bicarbonato, distribuirlo bien por todo los calamares y dejarlos reposar en un recipiente cerrado en la nevera unas 4 horas, o del noche anterior.

Cuando se vayan a usar LAVARLOS bien.