Hoy, a pesar de ser mayo llueve otra vez, y no poco, y es que esta primavera ha sido un poco rarilla de frío y lluvias. Pero, después de la sequía que estamos pasando esto nos cae como “agua de mayo”, nunca mejor dicho.
Pues eso, que a pesar que mayo es tiempo de lluvias inesperadas y fugaces, también es tiempo de flores, flores y alergia y como dirían mis hijos, mes de María Auxiliadora (los que asistan o hayan asistido a un colegio Salesiano seguro que sabe de lo que hablo).

No hay que olvidar que en España el primer domingo de mayo se celebra el Día de las Madres. Es un día de regalitos de manualidades escolares, tarjetitas, besos, abrazos y comidas familiares.
 
Esta tarta puede ser un postre original para celebrar este día ya que sales de la rutina y tenemos una excusa para comer tarta sin tener que soplar velas.

Esta tarta tiene tres niveles de bizcocho de vainilla, humedecidos con almíbar y  rellenos de chocolate. Decorado con crema de mantequilla con sabor a vainilla, las flores y el lazo son de fondant.