Las recetas de bizcochos marmolados no fallan, posiblemente porque la combinación de colores es siempre más llamativa que un bizcocho monocolor, o quizás porque por naturaleza, a todos nos gustan degustar varios sabores en un mismo bocado.

Sea cual sea el motivo siempre si quieres quedar bien, esta es tu receta.
Yo a los bundts no les suelo añadir glaseado por encima. A mi me  gusta ese extra sobre el bizcocho, pero en mi casa no suele gustar por lo que para evitar que se quede (o peor, que me lo coma), no pongo nada por encima y punto.
Esta receta es de Bakes by Chichi, una ghanesa afincada en Reino Unido y cuya receta tenía “pineada” en Pinteres.
Yo no he hecho la cobertura de la receta original, porque como ya comenté, en casa estas cosas no triunfan.
Ingredientes:

250g MANTEQUILLA a temperatura ambiente
250g AZÚCAR
5 HUEVOS
1 o 2 cucharaditas extracto de VAINILLA
60ml CREMA AGRIA (50 ml nata 35% m.g. + ½ cucharada de zumo de limón + ½ cucharada de vinagre de manzana + 1 pizca de sal….batir ligeramente y dejar reposar unos 5 minutos)
250g HARINA tamizada junto con la levadura
12g LEVADURA química
100ml de CREMA DE CACAO
30g CACAO en polvo
1½ cucharada AGUA CALIENTE
1 pizca  SAL

1.- Precalentar el horno a 160ºC.

2.- Engrasar generosamente el molde.

3.- Con ayuda de unas varillas batir la mantequilla hasta que esté suave y cremosa, añadir el azúcar poco a poco y seguir batiendo unos 5 minutos más.

4.-En un bol aparte mezclar la crema de cacao, el cacao en polvo, el agua caliente y la sal. Mezclar bien y reservar.

5.- A la mezcla de mantequilla y azúcar añadir los huevos uno a uno.

6.- Añadir la crema agria y la vainilla a la mezcla principal.

7.- Bajar la velocidad de las varillas al mínimo e integrar a la mezcla la harina cucharada a cucharada.

8.- Separar la mitad de la mezcla de mantequilla a otro recipiente al cual añadiremos la mezcla de chocolate que teníamos reservada.

9.- Con ayuda de dos cucharas ir añadiendo cucharadas alternas de crema de vainilla y crema de chocolate al monde que previamente teníamos engrasado.

10.- Una vez vertida las masas en el molde, dar unos pequeños golpecitos al molde sobre la superficie de trabajo para que la masas de “coloquen” y se peguen bien a todas las paredes de molde.

11.- Con un cuchillo hacer “ondas” para mezclar ligeramente las masas y crear el efecto bicolor marmolado.

12.- Hornear durante 40-45 minutos, o hasta que al introducirle un palillo este salga seco.

13.- Sacar el molde del horno y dejar reposar unos 15 minutos antes de desmoldar.