Esta es una versión más fresca pero igual de genial que la original.

La única variación es la utilización del jengibre fresco picado, que le aporta ese fantástico sabor a cítrico y ligeramente picante.

La utilización del cilantro fresco en el momento de servir es un puntazo, porque el crujiente y frescor que le aporta cuando se mezcla con el arroz cocido le queda increíble.

Yo usé 5 cm de jengibre solamente, pero si por mí fuera (no pensando en los peques de la casa) le hubiera puesto el doble de esta cantidad.


Ingredientes 4 personas:

4 dientes de AJO machacados
1 trozo de 5cm de JENGIBRE fresco muy picado
3/4 vaso de FIDEOS
2 cucharadas de SALSA INGLESA
3 vasos de AGUA
2  vasos de ARROZ
ACEITE
SAL
2 ramitas de CILANTRO fresco picado

1.- En una olla de fondo grueso, poner un poco de aceite, el ajo machacado y el jengibre picadito.

2.- Freír a fuego lento hasta que el ajo empiece a dorarse sin parar de remover.

3.-Echar los fideos. Y freír removiendo constantemente hasta que los fideos estén “morenos”.

4.-Echar la salsa inglesa. Remover bien.

5.- Echar el agua y llevar hasta la ebullición.

6.- Salar y echar el arroz, remover. 

7.- Esperar a que vuelva a hervir, remover durante ½ minuto.

8.- Bajar el fuego al mínimo y tapar la olla.

9.- A los 10 minutos dar un par de vueltas al arroz de abajo hacia arriba.

10.- Volver a tapar y seguir cociendo a fuego lento durante 10 minutos más.

11.-Volver a darle un par de vueltas, tapar y apagar el fuego.

12.- Dejar reposar 10 minutos.

13.- En el momento de servir esparcir cilantro fresco picado.