Cuando tu objetivo es vaciar la nevera, es el momento de dejar la imaginación a volar y jugar a MasterChef.

A veces cuando menos te los esperas obtienes platos que a propósito no te saldrían mejor.

El caso es que salimos de trabajar y tenía que pasar por el supermercado para comprar dos cosillas urgentes. Trato de aplicar la regla de no ir a comprar con el estómago vacío, por lo que entro a toda pastilla para sólo coger las dos cosillas a por la que voy en el menor tiempo posible..... y sin distraerme en las estanterías (a veces misión imposible).

Esta vez, en este “me hace falta unos patines”, me paro en seco delante de un expositor con novedades de pasta seca, y…..cómo no, uno de los paquetes se vino a casa.

Una vez entré por la puerta, ojee lo que tenía en la nevera y encontré; 3 longanizas frescas (que sobraron de hacer unos bocadillos para las excursiones de los niños), casi un vaso de salsa de tomate con albahaca (próximamente pondré esta fabulosa receta) y algunas hojas en la bolsa de espinacas (el resto de la bolsa la usé para unos “dürüms” improvisados de pollo).

Así que la receta con las cantidades más o menos es esta, pero pondré las cantidades utilizadas y “el modus operandi”.
Ingredientes para 4 personas:

375g PASTA
3 AJOS
3 LONGANIZAS
1 vaso (200ml)  SALSA DE TOMATE
1 vaso ESPINACAS FRESCAS troceadas
ACEITE DE OLIVA


1.- En una olla hervir agua con sal, cuando empiece a hervir, echar la pasta y cocer hasta que esté al dente. Esta pasta no se cuece en 4 minutos, por lo que da tiempo para hacer el resto y poner la mesa.
2.- En una sartén con un par de cucharadas de aceite de oliva sofreír a fuego medio bajo los ajos previamente chafados. Cuando los ajos estén dorados retirarlos.
3.- Añadir las longanizas a trozos y sin tripa (yo voy ¨pellizcándolas”, dejando entera la tripa para luego tirarla).
4.- Sofreír las longanizas por todos los lados, y cuando estén hechas, añadir la salsa de tomate y las hojas de espinaca. Remover un par de minutos y listo.
5.- Escurrir la pasta y añadirla a la salsa. Integrar la pasta en la salsa y servir.
Se puede acompañar con parmesano recién rallado.