Llevaba tiempo queriendo hacer esta entrada porque a pesar de que hago postres de todo tipo, texturas,  sabores y grados de complicación, este es el único dulce que he visto a mi marido disfrutar sin límites.

Supongo que le trasladará directamente a su infancia y eso de sentirse joven nunca viene  mal.

Es tal lo que le gusta este postre que creo que es lo único dulce que se molestaría en preparar, y es que lo de cocinar…..poco o nada, y mucho menos si hay azúcar por medio (es que él es "más de salao").

El día que lo conocí, sus amigos y él estaban haciendo uno de estos en el piso de estudiantes al que fuimos invitadas a cenar mis compañeras de piso y yo…..así que, después de tropecientos años, en casa es nuestro postre fetiche.

Yo a la receta que ellos hacían les he hecho unas modificaciones, como no usar las yemas crudas para la crema de mantequilla, o la de suprimir el coñac del café (porque cuando hay niños por medio, esto es lo que hay).

Como de los huevos sólo vamos a usar las claras, puedes reservar las yemas para hacer unas natillas o una crema inglesa en el micro.

El corte para hacer las raciones debe de hacerse en diagonal en un ángulo de 45º

Ingredientes para 10 personas (2 brazos):

2 paquetes de GALLETAS tipo María HOJALDRADAS (unas 22 uds más o menos)
125g MANTEQUILLA a temperatura ambiente
125g AZÚCAR GLAS
350g CREMA de CACAO y AVELLANAS
200ml de CAFÉ EXPRESO, que no esté caliente.
2 claras de HUEVO
1 cucharada de AZÚCAR
COCO RALLADO

1.- Batir bien la mantequilla junto con el azúcar hasta que la mezcla esté blanquecina, mejor usar una batidora de varillas, y si no, paciencia y brazo (o brazos, se puede reclutar gente).

2.- Preparar una fuente, 2 cuchillos o espátulas (una para la crema de mantequilla y otra para la crema de cacao), y un cuenco para el café.
3.- Untar la crema de mantequilla por la parte dorada de la galleta (la parte que lleva las letras), extenderla bien. 
 
Coger otra galleta y extender crema de cacao.

Una vez tengas las dos galletas untadas con las cremas, coger las galletas por los bordes y mojarlas ligeramente por la parte porosa (la que no lleva la crema) introduciéndolas en el cuenco con café.

Unir las dos galletas de manera que quede galleta-mantequilla-galleta-cacao.

4.- Colocar las galletas en vertical sobre a fuente y seguir con el proceso de “galleta-untar-mojar-colocar” de manera que queden alternativamente la crema de mantequilla y la crema de cacao separadas por galleta.
 
5.-Una vez colocadas las galletas batir la claras con el azúcar hasta hacer un merengue (otra vez usar máquina de varilla o brazos solidarios).

6.- Cubrir la hilera de galletas con el merengue y espolvorear coco rallado.
 
7.- Dejar reposar unas cuatro horas en la nevera antes de servirlo.

8. IMPORTANTE, cortar las raciones en DIAGONAL.