Y porque desde aquí ya “huele” a Fallas…… ahí que me levanto yo a las 7 de la mañana un sábado para ir al mercado y comprar todos los ingredientes  para hacer un auténtica “paelllica valensiana”.



























Primero, la carne; pollo y conejo del puesto de mi amigo Rubén (PREAVI- Mercado Zona Norte-Alcoy), viendo las fotos ya os podéis imaginar la calidad.

Luego me dirigí a un puesto de verduras para conseguir garrofón y judías, y como ahí no tenían garrofón, me indicaron quién tenía de todo lo que necesitaba y allí que me voy toda agradecida por tanta amabilidad y compañerismo (la próxima semana le compraré algo al gentil señor…:)

A las 8:45 estaba ya en casa con los ingredientes para la paella y con el desayuno para la family (porras recién hechas y chocolate a la taza) de la churrería situada justo en la puerta de acceso al parking del mercado (todo un lujo empezar así el día, eh?).

Esta vez no compré tabella (judía blanca)....qué sesartre!, aunque con la ilusión que me hizo no usar el garrafón congelado, se me pasó rápido el disgusto de mi olvido.

La que se lo pasó pipa fue la peque ayudándome a extraer el garrofón de la vaina, para ella fue toda una novedad.

La cantidad de los ingredientes  y el tiempo de cocción que voy a poner es del libro de arroces que tengo en casa y que consulto cada vez que hago un arroz valenciano, lo consulto sólo para el tema del orden de los ingredientes y tal…..ya que tengo tendencia a dejarme llevar cambiando el orden y luego no sabe igual, pero para las cantidades.....siempre termino midiendo a ojo.

Y es que para que salga un buen arroz, el truco está en ver, oler, y sobre todo escuchar, escuchar el burbujeo del caldo con el arroz para controlar el punto del arroz.

Nota: A mí me gusta mucho la verdura en la paella y por eso exagero en las cantidades de estas.
Ingredientes para 4 personas:

400 gr de CONEJO
400 gr de POLLO (pechugas y carcasa no)
250 gr de ROCHET (judía plana verde con pintas rojas, si es verde entera se le llama ferraura).
150 grs de TABELLA (judía blanca)
150grs de GARRAFÓ
2 TOMATES maduros rallado
1 cabeza de AJO (opcional….esta es mi aportación Alicantina)
2 ½  de ARROZ
8 cucharadas generosas de ACEITE DE OLIVA
5 vasos de AGUA+ 3 vasos de AGUA
SAL
AZAFRAN
1 cucharadita rasa de PIMENTÓN

(Imagen del garrafón)    

Poner la paella al fuego, echar el aceite, y una vez caliente, poner la carne y el ajo partido por la mitad.

Se sofríe muy bien la carne. El ajo cuando ya esté dorado hay que retirarlo para que no amargue el aceite.

Una vez hecha la carne, añadir las judías (rochet), la tabella y el garrafón.

Sofreir 8 minutos.

Añadir el tomate, sofreír 4 minutos más.
Espolvorear el pimentón y el azafrán, le damos un par de vueltas rápidas antes de añadir agua.

Incorporamos al sofrito 5 vasos de agua y vemos a que altura queda respecto al borde de la paella. Añadimos otros 3 vasos más de agua y la sal, hervimos a fuego fuerte hasta que se la altura del agua llegue a la medida de los 5 primeros vasos de agua.

Echamos el arroz y lo distribuimos con ayuda de la espumadera uniformemente por la paella. Rectificar la sal antes de que empiece a hervir.

Desde el momento de la ebullición del caldo con el arroz cocemos  a fuego fuerte unos 10 minutos, luego bajamos el fuego y cocemos unos 7 minutos más, consiguiendo un burbujeo homogéneo  y “pequeñito” en toda la superficie de la paella.

Luego se tapa y se deja reposar unos minutos más para que los granos se terminen de cocer con el vapor.










Estas croquetas suelo hacerlas con lo que puedo aprovechar de las  “raspas” del pescado.

Cuando compro salmón suelo comprar uno entero, comprando medio o entero sale más barato.
El corte que suelo pedir es en filetes y en raciones individuales, lo congelo y así siempre tengo raciones para cenas, a mis hijos les encanta.

Si compras el salmón o la merluza entero/a te ofrecen la cabeza, la espina central y la parte de la barriga que suele tener bastante grasa.

Pues bien, no la tires, úsala para hacer un fondo de pescado o caldo usando otros restos de pescado o cabezas de gambas, puerro, cebolla, perejil, laurel, malagueta (pimienta de Jamaica), un par de clavos y pimienta en grano.

Una vez hecho el caldo retiro la “carne” que se queda pegada en las espinas y es la que yo uso para las croquetas.
Ingredientes para las croquetas:

200g de salmón cocido
1 cebolla mediana
150g de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva
150g de harina
30g de maicena
800g de leche
Sal
Pimienta

Nota: Si quieres hacerlo en Thmx, sustituye las gambas de la receta Croquetas de Gambas y voilà. De hecho yo adapté la receta del Thmx al modo tradicional, ya que quería ponerle cebolla y cocinar un poco la harina.
Para rebozar:

Harina
2 huevos batidos
Pan rallado

Aceite para freír (de oliva suave)

Picar la cebolla y sofreírla a fuego lento en la mantequilla con el aceite.

Cuando la cebolla esté transparente añadir el salmón desmigado, salpimentar e integrar con la cebolla.

Yo quería que no se notara la cebolla y los trozos de pescado por lo que opté por triturarlo, de todas maneras si te saltas este paso también quedan muy bien, con más textura.

Tanto como si lo trituras como si no, una vez esté unido el pescado con la cebolla, echar la harina a esta mezcla y a fuego medio remover hasta que la harina esté integrada a la mezcla de pescado.

Echar la leche e ir removiendo procurando que no queden grumos de harina hasta conseguir una crema consistente y espesa.

Estará lista cuando la pasta empiece a despegarse de la sartén en un solo bloque.

Rectificar de sal y pimienta.

Podéis ver el paso a paso de la masa de croquetas aquí--> "croquetas de pollo".

Aún caliente, introducir la pasta de las croquetas en una manga pastelera y dejar enfriar.

Cuando esté fría cortar la punta de la manga de manera que se obtenga el diámetro de la croqueta deseado.
Sobre una superficie escudillar la masa en forma de cilindros alargados que posteriormente se contará en la longitud de se desee.

Pasar las croquetas por harina, huevo batido y pan rallado, por ese orden.

Freír en abundante aceite.

VINAGRETA DE MORAS

Ingredientes:

3 cucharadas de vinagre de manzana
1 cucharada de mermelada de moras (yo usé la que hice en el pueblo) 
6 cucharadas de aceite de oliva virgen

Mezclar el vinagre y la mermelada (mejor dejar reposar del día anterior).
Añadir el aceite y ligar.
Esta vez no pongo sal porque prefiero ponerla sobre el aguacate.

Cortar el aguacate en rebanadas, yo uso uno de mis cachivaches preferidos, el pelador y cortador de aguacates que me compre en Bélgica (sí en Bélgica….”tierra tropical y  aguacatera” por excelencia…), lo encontré en el 2006 en una tienda de menaje en Brujas.

Compre uno para mí y otro para mi padre (recuerdo de Bélgica, jeje)……a estas alturas está super-amortizado y apenas están los alambres deformados, por lo que igual me dura unos diez años más.
Cortar el aguacate.


Echarle sal y luego la vinagreta de moras.