Estas croquetas suelo hacerlas con lo que puedo aprovechar de las  “raspas” del pescado.

Cuando compro salmón suelo comprar uno entero, comprando medio o entero sale más barato.
El corte que suelo pedir es en filetes y en raciones individuales, lo congelo y así siempre tengo raciones para cenas, a mis hijos les encanta.

Si compras el salmón o la merluza entero/a te ofrecen la cabeza, la espina central y la parte de la barriga que suele tener bastante grasa.

Pues bien, no la tires, úsala para hacer un fondo de pescado o caldo usando otros restos de pescado o cabezas de gambas, puerro, cebolla, perejil, laurel, malagueta (pimienta de Jamaica), un par de clavos y pimienta en grano.

Una vez hecho el caldo retiro la “carne” que se queda pegada en las espinas y es la que yo uso para las croquetas.
Ingredientes para las croquetas:

200g de salmón cocido
1 cebolla mediana
150g de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva
150g de harina
30g de maicena
800g de leche
Sal
Pimienta

Nota: Si quieres hacerlo en Thmx, sustituye las gambas de la receta Croquetas de Gambas y voilà. De hecho yo adapté la receta del Thmx al modo tradicional, ya que quería ponerle cebolla y cocinar un poco la harina.
Para rebozar:

Harina
2 huevos batidos
Pan rallado

Aceite para freír (de oliva suave)

Picar la cebolla y sofreírla a fuego lento en la mantequilla con el aceite.

Cuando la cebolla esté transparente añadir el salmón desmigado, salpimentar e integrar con la cebolla.

Yo quería que no se notara la cebolla y los trozos de pescado por lo que opté por triturarlo, de todas maneras si te saltas este paso también quedan muy bien, con más textura.

Tanto como si lo trituras como si no, una vez esté unido el pescado con la cebolla, echar la harina a esta mezcla y a fuego medio remover hasta que la harina esté integrada a la mezcla de pescado.

Echar la leche e ir removiendo procurando que no queden grumos de harina hasta conseguir una crema consistente y espesa.

Estará lista cuando la pasta empiece a despegarse de la sartén en un solo bloque.

Rectificar de sal y pimienta.

Podéis ver el paso a paso de la masa de croquetas aquí--> "croquetas de pollo".

Aún caliente, introducir la pasta de las croquetas en una manga pastelera y dejar enfriar.

Cuando esté fría cortar la punta de la manga de manera que se obtenga el diámetro de la croqueta deseado.
Sobre una superficie escudillar la masa en forma de cilindros alargados que posteriormente se contará en la longitud de se desee.

Pasar las croquetas por harina, huevo batido y pan rallado, por ese orden.

Freír en abundante aceite.

VINAGRETA DE MORAS

Ingredientes:

3 cucharadas de vinagre de manzana
1 cucharada de mermelada de moras (yo usé la que hice en el pueblo) 
6 cucharadas de aceite de oliva virgen

Mezclar el vinagre y la mermelada (mejor dejar reposar del día anterior).
Añadir el aceite y ligar.
Esta vez no pongo sal porque prefiero ponerla sobre el aguacate.

Cortar el aguacate en rebanadas, yo uso uno de mis cachivaches preferidos, el pelador y cortador de aguacates que me compre en Bélgica (sí en Bélgica….”tierra tropical y  aguacatera” por excelencia…), lo encontré en el 2006 en una tienda de menaje en Brujas.

Compre uno para mí y otro para mi padre (recuerdo de Bélgica, jeje)……a estas alturas está super-amortizado y apenas están los alambres deformados, por lo que igual me dura unos diez años más.
Cortar el aguacate.


Echarle sal y luego la vinagreta de moras.