Quien haya entrado en la habitación de mi hija y la compare con la mesa dulce de su cumpleaños, pensará que me he quedado corta….pues sí, así es, en casa de herrero…
Pero es que entre Rapunzel de Enredados y los “dos mil” (y nunca suficientes) muñequitos de My Little Pony, esa habitación es el NirvanaRosa para ella. ¿Cómo competir con eso?

Cuando se trata del diseño de la tarta de un hijo…..¿Cómo sorprenderle si ya sabe lo que puedes hacer?…..la única manera es innovar, hacer algo diferente.


Mi hija Maya tenía claro un par de cosas y con ellas empecé.


Le encantó el sabor de mi tarta de cumpleaños (bizcocho dominicano con sabor a piña), pero a su vez también quería que le hiciera por fuera el acabado de buttercream de frambuesa que hice para una comunión…..así que el resultado es este.
La base es de bizcocho con mermelada piña y la decoración de fondant.
El segundo piso es un layer cake de bizcocho de vainilla con buttercream de frambuesa.
La protagonista de la tarta es CELESTIA, su pony preferido, y creo que la razón es porque se parece a Onchao (el unicornio de Mia & Me), si le gustan los MLP….. lo de Onchao es pura  locura.
A la izquierda, representando a PINKI PIE: Suspiritos o merenguitos de colores, los hice porque me sobraban claras y resulto ser un exitazo, no me imaginaba que a la gente les gustara tanto los merengues secos…..

A la derecha, con banderillas del tattoo de FLUTTERSHY: piña muy dulce.

Al fondo, lo único de chocolate (porque Maya mucha gracia no le hace),“huesitos”, envueltos en papel lila que llevaba impresa la estrella de TWILIGHT SPARKLE

También puse donuts  glaseados, de esos que se venden a peso (no todo lo bueno es casero).
He tratado de asignar las chuches a los principales ponies en función del color característico de cada uno.
Las bolas de chicle resultaron ideales para representar a RAINBOW DASH.
Si la fruta no debe faltar, tampoco algo salado, así que hemos dejado que APPLEJACK se encargara de los bocadillos de jamón y queso.
Las galletas no podían ser otras que de la PRINCESA CELESTIA.
Ahhh……la tarta de piña era con bizcocho arcoíris, otra sorpresita para la peque.
“MI PEQUEÑA MAYA”