Estas pastas navideñas que hago son mi versión de las perrunillas extremeñas.
 
Uso la receta de las perrunillas pero no su forma, yo uso corta pastas mientras que las auténticas se hacen haciendo una bolita con las manos y se aplastan de manera que queda una pasta ovalada.

Ingredientes

500g MANTECA DE CERDO
400g AZÚCAR
Ralladura de 1 LIMÓN
1 cucharada de CANELA molida
3 YEMAS DE HUEVO
1 HUEVO
2 cucharadas de AGUARDIENTE (o anís)
1-1.5 kg de HARINA tamizada
1 CLARA DE HUEVO
AZÚCAR para espolvorear.
 
Batir la manteca con el azúcar, como tienen que estar muy batida recomiendo usar unas varillas eléctricas rígidas….y si no, como toda la vida, a mano, usando una cuchara de madera por ejemplo.

Añadir la ralladura de limón y la canela sin dejar de batir hasta formar una masa esponjosa.

Incorporar las yemas y el huevo uno a uno, no añadir el siguiente hasta que el anterior esté totalmente integrado en la masa, echar el aguardiente para que liguen más los ingredientes.

Ahora toca añadir la harina, y hay dos opciones, usar las manos o la máquina con el accesorio  gancho para amasar. La cantidad es la que admita la masa, hasta que se despegue de las manos con facilidad.

Trabajar bien la masa (esto siempre a mano) hasta conseguir una masa totalmente homogénea.

Estirar la masa con el rodillo hasta obtener una plancha de 1 cm de espesor.
Troquelar con un cortapastas y colocar las figuras resultantes  sobre una bandeja de horno cubierta  con papel parafinado.

Montar ligeramente la clara de huevo (que no llegue a ser a punto de nieve) pincelar las superficies de las pastas y espolvorear azúcar.

Cocer en el horno precalentado a 175ºC hasta que se doren, entre 15 y 20 minutos.