Esta tarta pequeña tarta de dos pisos me la encargó Silvia para su hermana pequeña Leyre que cumplía 21 años.
 
Silvia quería sorprender a su hermana y esta vez, como la vez pasada, me dio “vía libre” en el diseño. (Si quieres ver la “vez pasada, pincha aquí).

Leyre es estudiante de Medicina, de la primera promoción que tuvo que mentalizarse que para entrar a  estudiar esta carrera habría que competir con notas de acceso a la Universidad de 14…. ¡por Dios Santo!....¡si la mitad de esta puntuación es un Notable!!!!).

Por cierto ¿sabéis si esta nota, 14, tiene algún nombre?, porque si un 10 es sobresaliente y una Matrícula de Honor en un 10 más algunos aspectillos más….un 14 es un “Sobre-matrícula de Honor”?.

Bueno, que aparte de gustarle los estudios, a Leyre también le gusta el color marrón. Así que pensando en lo estresante que debe ser la carrera que estudia y su inclinación por los tonos marrones,, opté por un romántico y relajante  diseño que evocara una cálida tarde (y dijo lo de cálida porque su cumpleaños es en enero y a esas  alturas empezamos a estar un poco hartitos del frío…)
La tarta, estaba decorado con fondant de vainilla con un tenue color beige de fondo y flores de fondant  marrón con sabor chocolate.