Y seguimos con fútbol, pero esta vez para la comunión de un amigo de la clase de mi hijo.
 
Y es que cuando tu hijo hace la comunión, ese mismo año los de la clase también la hacen, evidentemente....así que este año hemos estados serviditos….lo menos hemos estado 4 fines de semana liados….sábado y domingos…¿no sería mejor que se hicieran como antes, todos a la vez?. 
(Don Rafael: Tome nota…que no es mala idea).
Hubieron fines de semana que los niños se tuvieron que “repartir” las celebraciones para que los” comuniantes”  tuvieran compensado el número de amigos, y es que ¡¡¡se ”solapaban” las invitaciones!!!..una locura.

Pero lo mejor que hicimos es “pactar” el tema de los regalos, las madres decidimos que como nuestro hijos se invitaban mutuamente lo mejor era “convalidar” los regalos…así el tuyo por el mío, el mío por el tuyo y listo….sinceramente, en medio de este caos consumista es genial poder llegar a tener momentos de lucidez.

A Aitor le encanta el fútbol y aparte de verlo, le gusta practicarlo. Así que para su comunión, su madre le sorprendió con una tarta de balón con bufanda…y como no, del Barça.
 
El sabor elegido era bizcocho de vainilla y relleno de ganache de chocolate blanco y es que este relleno gustó mucho cuando lo probamos en el cumple de Félix y Marc.
 
Decir que Aitor llevaba un bonito y delicado traje marinero de lino todo en color marfil  me acordé del comentario de su madre cuando le compró el traje, “pareix un angelet” ……y…Sandra, tú también ibas guapísima (el vestit molt xulo).

Cumple Félix y Marc: aquí.