Como bien decía en algún post anterior, siempre habrá un antes y un después a la final del mundial 2010.

Los españoles, fervientes amantes del futbol, sabíamos que el gen ibérico era apto totalmente para este deporte, pero por obra del destino, o por mala suerte, llevábamos años que no pasábamos de cuartos de final…ufff….la gran barrera…y es que ¿sabíais que para los chinos el número 4 es significado de muerte?, pues eso, que debe ser por la globalización lo de llegar cuartos era la muerte…jeje

Pero esto cambió el verano 2010, y supongo que en ese septiembre los clubes infantiles de fútbol se vieron desbordados de solicitudes de niños (y padres) que ahora tenían la certeza de que efectivamente ese gen ibérico futbolero no servía sólo para  ver por la tele los partidos de la selección enfundados en sus bufandas, comiendo papas y panchitos y  una caña fresca en la otra mano…. NO!!!!!!!...ahora como padres nos preocupamos de entrenar a la próxima generación ganadora, nuevos Casillas, Iniestas, Xavis están en camino…que se prepare el mundo.
Y aquí tenemos la tarta de Salva con su balón, su club, el REAL MADRID y su bufanda “del España” (como dicen los niños).
 
Su madre le preparó un fabulosa mesa cuyo tapete era CESPED ARTIFICIAL… genial idea verdad?. La mesa de dulces le quedó fantástica, es toda una artista.

También te puede interesar: