En España estamos complementando la tradicional procesión matinal al  cementerio para homenajear a nuestros difuntos con ramos de flores, con divertidas fiestas nocturnas de disfraces de temática gore.
Se trata claramente de otro peculiar mix cultural resultado del marketing y la globalización,........y una buenísima excusa para juntarnos con los niños, disfrazarnos y comer raciones extra de azúcar.

Jack-o´-lantern (Jack el Linterna):

Jack  era un pecaminoso granjero irlandés que engaño al Diablo para atraparlo y que lo liberó con la condición que no se llevara nunca su alma.

Cuando murió el granjero, como no podía ir al cielo y por el pacto, tampoco al infierno, el granjero se quedó deambulando por ahí, y como se quejaba de no ver por dónde iba, el Diablo le mandó una brasa del fuego del infierno para iluminarse.

Jack, que no sabía dónde poner la brasa, ahuecó un nabo y metió la llama dentro de él  a modo de linterna… y de ahí el nombre.
 
Tradicionalmente los anglosajones europeos tallaban remolachas o nabos para hacer sus linternas pero en América, al escasear estos vegetales lo sustituyeron por calabazas.

Ahora nos divertimos quitando la tapa de una calabaza, vaciamos su interior, tallamos una de las caras e introducimos una vela a semejanza de la “brasa del infierno”.

Os podéis empapar de la historia completa de Jack el Linterna y rematar la noche de Todos los Santos contando su historia con un toque de misterio y terror. 


Aunque estemos en crisis no nos podemos resistir a probar la última novedad de cremita con colágeno, el  esmalte anti-grietas para las uñas, y ni que hablar de los maravilloso productos para el pelo de la estantería de tu peluquería que te dejan temblando el bolsillo.

Y es que la solución es más fácil…GELATINA, sí señor, proteína en estado puro, y de fácil digestión.

¿Sabía que el  ingerir esta proteína colágena es mucho más eficaz que aplicarla de forma atópica?
Repaso de sus propiedades:
 
- Prevé la artrosis y la osteoporosis.
- Hidrata la piel y el cabello.
- Fortalece las uñas quebradizas
- Mejora las estructuras de huesos, cartílagos, tendones y ligamentos.        
           
No sé si os pasa como a mí, pero si me plantan para comer un áspic de verduras, jamón o similar la verdad es que me ponen en un compromiso bestial….se me eriza la piel nada pensar en comérmelo…. 

Y es que si lo analizamos, a través de los años hemos perdido la culturilla gastronómica de la gelatina, no muchas generaciones anteriores era un manjar ese tipo de platos….

Cuando era pequeña el jamón york llevaba un dedo de gelatina de color ámbar alrededor y ahora….la ha camuflado, o es que no la ponen?.

Bueno, lo que sí tengo claro es que hay una forma en la que puedo tolerar ingerirla y es como postre.

A mis hijos les pirra y por ello me he animado a introducirlo cómo un “básico” en casa.

Ingredientes para 10 vasos

3 sobres de gelatina de sabores (a poder ser de sabores/colores diferentes)
1.5 litros de agua
2 yogures griegos azucarados.

Es fácil de preparar pero le lleva su tiempo si queremos hacer muchas capas.

Yo en este caso usé 1 sobre de gelatina de fresa y 2 de limón (al que a uno de ellos le eché una gota de colorante rojo para hacerlo naranja)

-          1º sobre, de FRESA:

PASO 1) Calentar 1 vaso de agua a punto de ebullición.
PASO 2) Retirar de la fuente de calor y añadir el contenido del sobre, remover hasta que no quede ningún “granito” de gelatina.
PASO 3) Añadir otro vaso de agua, este a temperatura ambiente. Remover
PASO 4) Separar 1/3 de la gelatina líquida y reservar.
PASO 5) Con los 2/3 de gelatina que no hemos apartado, repartimos en vasos de cristal.
PASO 6) Introducir los vasos en la nevera y dejamos enfriar hasta que cuaje (1 hora aprox.)
PASO 7) Mezclar  la  gelatina apartada (paso 4 ) con 2/3 de un yogurt y mezclar bien.
PASO 8) Otra vez introducir en la nevera los vasos hasta que cuaje la nueva capa

-          2º sobre, de LIMÓN (color naranja):
Repetir los paso anteriores pero en el paso 2, añadir una gotita de colorante rojo para conseguir el color naranja NARANJA.

-      
-          3º sobre, de LIMÓN:
Seguir los mismos pasos del primer sobre.




Revisando mis archivos me encuentro con esta tarta que le hice a Marco ya hace ¡año y medio!, y lo peor de todo no es eso…es que hace unos cinco meses le dije a su madre que haría el post de su rayo.
 
Ya os podéis imaginar el sofocón que me dio esta mañana nada más encontrar la carpeta en mi ordenador….

Aunque hace más de un año, recuerdo que ese día chispeaba y lo recuerdo muy bien porque en Elche, eso de llover es un fenómeno meteorológico bastante raro y es que las palmeras está tan “bonicas” no por casualidad. Así que no se me ocurrió  cubrir la tarta con  film, celofán o similar.

Resultó gracioso el trejemaneje que llevábamos mi cuñado y yo con los paraguas para evitar que las gotitas cayeran sobre el fondant…..pero…. es así es como aprenden las novatas.

Bueno, realmente tengo más cositas que publicar retrasadas…..pero igual en un par de años me pongo al día…jeje.