Gracias a Eva y Andrea me he introducido en el fenómeno Monster High (Instituto de Monstruos), la madre de Andrea me dio vía libre para hacer la tarta, así que me puse a indagar.

A los pocos minutos y tras conocer a los hijos de los monstruos más populares, me di cuenta que seguro que cada niña tendría su personaje preferido, y así era:

A Eva le gusta Lagoona Blue:
 
Hija del Monstruo de la Laguna Negra (Gill Man), le encanta el sushi y estar en el agua.
Por causa del cloro de la piscina del instituto, se le ha puesto el pelo azúl ( yo sé de más de una que en verano se le pone verdoso…y no es una “monster”).

Su mascota se llama Neptuna, una piraña color rosa que lleva siempre en su BOLSO-PECERA.

Y a Andrea le gusta Draculaura:


Hija del Conde Drácula, le da asquito beber sangre, así que es vegetariana (seguro que para llevar la contraria a su padre).

Según ella la combinación de colores ideal es el negro y rosa, le encanta dar paseos bajo el sol y por ello lleva siempre consigo una sombrilla (típica adolescente viviendo al límite).

Su mascota es un murciélago llamado Count Fabulous (Conde fabuloso).

Una vez hechos mis “deberes” decidí hacer una tarta sobre cada una, la cama-ataud de Draculura y el bolso-pecera de Lagoona Blue.