¿Sabías que estas marionetas tenían edad?…pues sí, y al parece  Elmo tenía tres años y medio….si es así, ¿se puede saber cuántos años tenía Coco?

Nació en la década de los 70 (mira por donde….como yo!!!) y siempre hablaba en tercera persona (os aseguro que yo no…..bueno ,solo cuando me echo la bronca a mi misma).

Con lo que se critican hoy en día los programas infantiles seguro que por hablar en tercera persona  se le sacaba algún que otro transtornillo psicológico.

En el 2002 se convirtió en el único no-humano en hablar en el Congreso de los Estados Unidos para así animar a sus miembros para se que invirtiera más en educación musical.

 ¿Os imagináis  a uno de Los Lunnis en el Congreso de Diputados?????...

Ahora bien, creo que a los diputados les vendría muy bien repasar las lecciones de Coco porque la diferencia entre “lejos y cerca” o “arriba y abajo” aún no la tienen nada, pero nada clara…. ¿o es que se saltaron ese capítulo? Bueno, ahí lo dejo y yo a lo mío:

La tarta la hice con bizcocho red velvet rellena de nata montada, la cobertura es de butter-cream con una porrada de colorante rojo, y los ojos y la nariz de fondant.

Receta Butter-Cream: (para 24 cupcakes)

250 g de MANTEQUILLA a temperatura ambiente

500g de AZUCAR GLASS
¼ taza de LECHE (fresquita en verano y a temperatura ambiente en invierno).

1 pizca de SAL

¼  Cucharadita de esencia de VAINILLA

Batir en la batidora de varillas la mantequilla hasta que esté totalmente suave y cremosa.

Añadir una taza del azúcar glass junto con la sal y batir hasta que esté incorporado.

Añadir la leche, la esencia y el resto del azúcar glass, mezclar a velocidad baja.

Ir añadiendo el resto de leche hasta conseguir la consistencia deseada.