MASA INTEGRAL DE MAIZ
300g harina de MAIZ
300g harina INTEGRAL TRIGO
1 ½ cucharadita de SAL
300g AGUA
25 g LEVADURA FRESCA
100 ml ACEITE GIRASOL

Mezclar las harinas y la sal en un bol.

Disolver la levadura en el agua templada, añadir el aceite.

Hacer un hueco en el centro de las harinas y echar el líquido.

Unir bien y si fuese necesario añadir un poco más de agua.

Amasar hasta obtener una masa homogénea.

Dejar reposar la masa en el bol tapándolo con un paño limpio durante unos 45 minutos.

Nota: Mientras reposa se puede ir limpiando los boquerones aunque yo siempre los limpio cuando los compro, los coloco en un “tupper” y los congelo hasta que se me ocurra usarlos, y así inactivar posibles anisakis.

Esta práctica debería ser obligatoria (en España existe un reglamento al respecto) ya que doy fe que sufrir de anisikiasis no es nada, nada agradable.
 
RELLENO
250 g BOQUERONES limpios y sin espinas
2 TOMATES grandes maduros
1 PIMIENTO ROJO
2 CEBOLLA S
ACEITE DE OLIVA
SAL GRUESA


1 HUEVO batido
 
Precalentar el horno a 180ºC.

Cortar la cebolla a tiras y sofreír ligeramente la cebolla con un pelín de aceite de oliva. 

Una vez reposada la masa dividirla en dos.


Coger una de las partes y estira la masa con ayuda de un rodillo sobre papel parafinado (si no tienes, engrasa la bandeja del horno y espolvoréala con harina).

Una vez estirada la parte de abajo, extender por toda la superficie la cebolla (escurrir el aceite y reservar, una vez fría lo mezclaremos con el huevo batido).

Echarle sal al gusto. Como la sal gruesa es fácil de ver, resulta sencillo calcular la cantidad echada.

Cortar el tomate a rodajas  y colocarlas sobre la cebolla.

Cortar a tiras el pimiento y ponerlo encima del tomate.

Estirar la otra mitad de la masa y tapar el relleno.

Sellar los laterales con trenzado.

Hacer un agujero en el centro para que “respire la empanada”.

Hornear durante 30 minutos.

Pasado este tiempo sacar la empanada del horno y con ayuda de un pincel, pintar la superficie de la empanada con una mezcla del aceite extraído de la cebolla y un huevo batido.

Hornear unos 20 minutos más (hasta que esté dorada).

Sacar del horno y dejar reposar 15 minutos antes de servir.