La víspera en la que el Futbol Club Barcelona ganó su 4º Copa de Europa, el hijo de mi compañera de trabajo celebraba su séptimo cumpleaños.

¿Y que mejor tarta que una camiseta de su equipo?

Pasamos tantas horas juntas que los hijos y nietos de nuestras compañeras ya forman parte de nuestras vidas.

La verdad es que con un poco de suerte vemos a los retoños de nuestras compañer@s una vez al año, pero seguro que sabemos más sobre ell@s que ellos mismos.

Sabemos de sus aficiones y sus temores, de sus travesuras y sus logros…y es por ello que llegan a ocupar un lugar en nuestro corazón.

A Eric no le hace mucha gracia el chocolate, si lo come es del de tableta …vamos, como mi hijo, así es que tarta la hice de bizcocho dominicano relleno de crema de queso y fresas.

Tengo que reconocer que lo que más me costó es conseguir los colores granate y azul marino, menos mal que tantos años en control de calidad en una empresa textil te da alguna que otra noción de colorimetría….ahora que…. es más fácil calificar que calibrar…..
¡FELIDIDADES ERIC!


Con restos de la crema de las croquetas y con el huevo batido restante se puede hacer una estupenda tortilla con saborcito a croqueta y textura blandita.

Bueno, empecé a hacerlas de las sobras aunque ahora suelo hacerla cuando me canso de rebozar croquetas.

Seguro que os ha paso más de una vez. Empiezas a hacerlas pero al rato los niños están imposibles, o te acuerdas de las doscientas lavadoras que tienes por poner…o simplemente lo que te apetece es ver la tele tumbada en el sofá.

Es entonces es cuando hay para cenar una sabrosa tortilla.

Es sencillo, usas el huevo que ya tienes batido y le esmagas pasta de croquetas.
Para deleitar a toda la familia sólo hay que batir un par de huevos más y usar más pasta.

Calientas la sartén con un pelín de aceite de oliva…y listo….. a ver la tele.
Si quieres una receta de croquetas pincha aquí.


¿Cuántos años llevan los Gormitis en el mercado?

Aún me acuerdo cuando el hijo de mi amiga Ajo le regaló el primer Gormiti a mi hijo. 

Ni él ni yo sabíamos de que iba el rollo, y mi amiga me explicó los de los “Señores de la Naturaleza”, los pueblos, los puntos de potencia…

Cuando me vio la cara de flipada me dijo, “no te apures que pronto entrarás de lleno en el fabuloso mundo de Gorm”…..¡qué sabia mi amiga!....y qué razón tenía.
Este año mi hijo eligió para su cumple que hiciéramos para todos sus compañeros de clase estas galletas decoradas.

La verdad es que no están muy allá porque ese mes no me cambié las “pilas de Duracel” y parecía el conejito rosa del anuncio, pero lo importante es que las pude hacer y a todos les gustaron. Fué un bonita sorpresa al salir de clase.

Ahora que lo pienso, sería una pasada hacer un tarta del Templo de Luminor, no?


 
Es otra manera de hacer un simple y ligero puré de patatas, lo suelo usar para acompañar pescado, pero hasta con un huevo frito está genial.

Tampoco es necesario que sea exclusivamente de patatas. 

Se puede usar zanahorias, guisantes o cualquier otro vegetal con la condición de se haga un puré SECO, sin leche, nata o similar.

CONCEPTO:
VOLUMEN DE CLARAS MONTADAS = VOLUMEN DE PURÉ

Ingredientes para 6 tortitas:
5 PATATAS MEDIANAS
2 HUEVOS
SAL
PIMIENTA
MANTEQUILLA.

Pelar las patatas y hervirlas en abundante agua con sal.

Mientras se hacen las patatas, montar las claras a punto de nieve con un poquito de sal.

Con las yemas que sobran podemos hacer unas rápidas natillas en el micro. (Si quieres sabe cómo pincha aquí).

Cuando las patatas estén blanditas, escurrir bien, salpimentar y hacer un puré fino y homogéneo.

Unir las claras con el puré.

Calentar la plancha o satén anti-adherente.

Poner un poquito de mantequilla, colocar un molde sobre la plancha y con ayuda de una cuchara poner el puré.

Sacar el molde y hacer otra tortita.

Hacer las tortitas a fuego medio hasta que se doren por ambos lados.
 Es este caso sirven de acompañamiento de unos calamares medianos a la plancha con tentáculos y aletas al vino tinto.