El espárrago fue  introducido en España por los romanos, pero yo no sabía que era de origen Mediterráneo  y que empezó a utilizarse hace 5.000 años en Egipto….lo que no hayan hecho esos egipcios…..

Gracias a su ácido fólico se le asignan propiedades rejuvenecedoras, diuréticas; muy adecuadas para hipertensos y su fibra es genial para el estreñimiento….una gracia de verdura …no?

Pero….Ojito:

 No debes atiborrarte de espárragos todos los días para parecerte a Nicole Kidman (eternamente joven y delgada….).

Los espárragos  contienen oxalatos que favorecen la formación de cálculos renales, así que una cura de vez en cuando es suficiente.

Ingredientes:

2 manojos de ESPÁRRAGOS VERDES.
2 CEBOLLAS MORADAS
2 dientes de AJO majados.
1 ½ litro de CALDO DE POLLO/CARNE
SAL
PIMIENTA BLANCA
ACEITE de oliva

Lavar lo espárragos y quitarles los finales de los tallos que estén duros.
Cortar en 3 partes y de reservar algunas cabezas para decorar.

En una olla sofreír la cebolla cortada en daditos y el ajo majado. 

Cuando la cebolla empiece a estar transparente echar los espárragos troceados (excepto las cabezas apartadas) y sofreír unos 5 minutos más.

Agregar el caldo, salpimentar y dejar llevar a ebullición.

Bajar el fuego y  cocer durante 20 minutos.

Mientas hierve el caldo, en una sartén rehogar en un poquito de aceite las cabezas de los espárragos con un poquito de sal. No hacerlos mucho ya que deben quedar crujientes, en su punto.

Pasar por la batidora y triturar bien.

Servir con las cabezas de los espárragos rehogadas.

Nota: Como veis no es una crema, no lleva nata, quesitos,mantequilla….en todo caso unas gotitas de aceite oliva extra virgen una vez emplatado y listo.