Estas galletas la hice el año pasado para una fiesta HALLOWEEN que celebraba un amiguito de mi hijo en su casa.

Eso del Halloween es una estupenda excusa para no arreglarse…upsss…quiero decir disfrazarse….. un secreto, si ese día los niños dan una noche movidita, no me peino, y salgo a "cara lavada" (sin maquillaje)…SOY LA ENVIDIA DE TODA BRUJA QUE SE PRECIE…..:)

Lo mejor de todo es que estas galletas no necesitan molde ya que el modelo a seguir los “tenemos a mano”, y nunca mejor dicho.

Ingredientes:

100 g de MANTEQUILLA a temperatura ambiente
50 gr de AZÚCAR GLASS
2 HUEVOS
½ cucharadita de ESENCIA DE ALMENDRAS
250 g de HARINA
50 g de ALMENDRAS MOLIDAS (muy muy molidas)
Una pizca de SAL

 20-25 ALMENDRAS ENTERAS CRUDAS (para las uñas)

GLASA ROJA ó MERMELADA DE FRAMBUESA (para la sangre)

Batir la mantequilla con el azúcar hasta que la mezcla se vuelva blanquecina.

Añadir los huevos uno a uno hasta que estén ligados.

Echar las esencia de almendras.

Incorporar las almendras molidas y mezclar.

Tamizar la harina e ir incorporándola a la mezcla a cucharadas.

Hacer una bola con la masa, dejar reposar en la nevera una ½ hora.

Precalentar el horno a 180ºC con aire.

Hacer los dedos con la masa (tus dedos son un buen modelo a seguir...brujit@):

1.- Bola
2.-Churrito
3.- Forma de los nudillos
4.- Marcar las arrugas en los nudillos (con ayuda de un cuchillo)
5.- en la punta poner una almendra apretando ligeramente para que no caiga después de cocida.

Hornear unos 10 minutos.

Enfriar en una rejilla y decorara con glasa o mermelada.

Nota: Si se os despega alguna almendra, usar la misma glasa para “pegarlas” de nuevo.