Con restos de la crema de las croquetas y con el huevo batido restante se puede hacer una estupenda tortilla con saborcito a croqueta y textura blandita.

Bueno, empecé a hacerlas de las sobras aunque ahora suelo hacerla cuando me canso de rebozar croquetas.

Seguro que os ha paso más de una vez. Empiezas a hacerlas pero al rato los niños están imposibles, o te acuerdas de las doscientas lavadoras que tienes por poner…o simplemente lo que te apetece es ver la tele tumbada en el sofá.

Es entonces es cuando hay para cenar una sabrosa tortilla.

Es sencillo, usas el huevo que ya tienes batido y le esmagas pasta de croquetas.
Para deleitar a toda la familia sólo hay que batir un par de huevos más y usar más pasta.

Calientas la sartén con un pelín de aceite de oliva…y listo….. a ver la tele.
Si quieres una receta de croquetas pincha aquí.