Que aperitivo más rápido y sabroso…..en casa de mi madre no esperamos ni a que se enfríen un poco….. solemos comer las arepitas  “a soplidos”.

La más peque tiene verdadera pasión por ellas. Antes de ponerlas en la mesa ya se ha zampado un par.

Afortunadamente hoy en día encontramos yuca (mandioca) en cualquier supermercado, y con ayuda de la Thermomix en un periquete tienes este espectacular “buñuelo” caribeño.

La receta del libro de mis padres empieza así:
                        “Se pela y se lava la yuca”.
Pues aquí en España, no hace falta este paso, ya que esa tierra negra pegada al tubérculo…no está…en su lugar hay una cera orgánica que impide que el oxígeno ingrese al interior del tubérculo y así llega a conservar prácticamente sus propiedades y almidón.

Digo prácticamente porque recuerdo la que comíamos sancochada recién cogida en finca de la abuela……y cualquier parecido con esta es mera coincidencia.
 Ingredientes:



1 kilo de YUCA
2 HUEVOS
2 cucharadas de MANTEQUILLA
½  cucharadita de ANIS
1 ¼ cucharadita de SAL

½ cucharadita de LEVADURA
ACEITE  para freír (yo uso de oliva…pero lo suyo es usar de maní). Que haya suficiente aceite para que cubra completamente las arepitas.

Nos saltamos el tema de lavar….ya os he contado el porqué y la pelamos.
Si quieres pelarla fácilmente sin que peligre ninguno de tus dedos pinche aquí.

Cortar a trozos e introducir todos los ingredientes en la THMX.

No tienes robot de cocina?...pues te toca “guayar” la yuca. Y otra vez peligrarán los dedos…..

Triturar bien.

Hacer las arepitas con ayuda de 2 cucharas y freír en abundante aceite.
Cuando estén doradas retirar en un papel absorbente.