Iba yo conduciendo un día de intenso calor, cuando en la radio entrevistaban a una señora andaluza que al parecer era la tercera vez que ganaba cierto concurso de gazpacho andaluz.
La buena señora, siendo consciente que ya no suponía un reto el presentarse otra vez, comentó que sus truquitos eran el sustituir el pimiento verde por medio de uno rojo,  añadir ½ manzana para neutralizar la acidez y poner una pizca casi imperceptible de comino molido.
A sí que, aunque  el gazpacho andaluz no me gusta nada de nada…ni siquiera probarlo…., me pareció  una receta fantástica, por lo que tomando buena nota, le comente la entrevista a mi marido.
Él, al contrario que yo,  toma cantidades ingentes de Gazpacho. Hecho por él o comprado, el caso es estar “gazpachado” todo el verano.
Esa misma tarde hice la nueva receta, y desde el momento en el que mi marido probó la mezcla para rectificar la sal y el vinagre, se quedó prendado de su sabor.
Es por ello que desde ese verano del 2007 prefiere hacerlo en un momento antes de comprarlo.
Ingrediente:
1 Kilo de TOMATES  en rama maduros (aunque es muy práctico usar del pelado en lata)
½ PIMIENTO ROJO
½ MANZANA.  Nosotros usamos la variedad  Pink Lady porque personalmente es que  mejor sabor tiene, y es la que diariamente uso para “matar el gusanillo” en el trabajo.
1 PEPINO lavado y pelado parcialmente (dejamos más o menos la mitad de  piel, aunque no tengo claro si es para que repita menos , o para darle un poco de verde al asunto……)
½ AJO
1 cucharadita de SAL
¼ cucharadita de PIMIENTA
1 pizquita muy muy  muy pequeña de COMINO MOLIDO, ojito que no tiene que notarse a penas.
½ vaso de ACEITE DE OLIVA
1 dedo de VINAGRE medido en el mismo vaso del aceite.
3 vasos de AGUA
Si usas la licuadora como nosotros, sustituye uno de los vasos de agua por hielo. Así estará fresquito en el momento.
Licuar todos los ingredientes hasta conseguir  triturarlos completamente consiguiendo una textura más o menos fina, aunque esto va por gustos.
Mi marido prefiere no echarle pan, así que  se lo toma como si se tratase de una bebida isotónica………
Se conserva perfectamente un par de días en la nevera (en mi casa no sobrevive a la 2º noche).
Y si lo quieres convertir en un entrante o una cena ligera, no hay más que añadirle vegetales picaditos como CEBOLLA, PIMIENTO VERDE, TOMATE…..y también CUADRADITOS DE PAN TOSTADO, JAMON SERRANO…….