Es el plato criollo preferido de los dominicanos.
Decir  “locrio” es sinónimo de “arroz con algo”. Por ello podemos encontrar; locrio de arenque, de chuletas, de camarones….
En Republica Dominicana cuando se necesita hacer una comida rápida y sin complicaciones, entonces se hace un arrocito de estos.
Ingredientes para 8 personas
8 cuartos traseros de POLLO
5 vasos de AGUA
3 ½ vasos de ARROZ
1 CEBOLLA grande
1 PIMIENTO VERDE 
1 rama de APIO
1 Cucharada de TOMATE CONCENTRADO
1 cucharadita de CILANTRO molido
1 cucharadita de BIJA molida
1 Cucharada de ORÉGANO
½  cucharadita de MALAGUETA  molida 
4 AJOS majados
ACEITE
SAL
PIMIENTA

Cortar el pollo en trozos pequeños y salpimentar.
En una paila grande echar un chin de aceite y a fuego fuerte dorar la carne.
Cortar la cebolla y el pimiento en rodajas.
Pelar el apio y cortador en rodajas finas.
Echar el resto de ingredientes, excepto el agua, a la paila y tapar.
Cocer unos 10 minutos
Echar el agua y dejar hervir unos 15 minutos.
Rectificar la sal.
Bajar el fuego al mínimo, tapar y cocer durante unos 20 minutos.
Acompañar con unos buenos aguacates.






A partir de ahora, y tras el resultado obtenido, voy a intentar hacer todo tipo de pates, son fáciles y tú mandas en el sabor.
Combinación…miles….tantas cómo quieras.
Lo único tedioso es pelar los pistachos. Por ello decidí decirle a mi hijo que me ayudara, y al ver que el 50% iba desapareciendo en su boca, opté por no tener pinche en esta ocasión.

INGREDIENTES:
150 g de QUESO TIERNO
80 g de MANTEQUILLA
100 g de NATA LÍQUIDA
300 g de JAMON YORK
50 g de PISTACHOS  muy picados
SAL Y PIMIENTA BLANCA al gusto

Elaboración con THMX:

Trocear los pistachos al 3 ½ hasta que quede en trocitos.
Picamos el jamón hasta que quede muy fino, luego añadir el resto de los ingredientes, excepto los pistachos.
Programar a 40º, velocidad 5, 1 minuto.

Elaboración sin robot de cocina:
Trocear los pistachos hasta que quede en trocitos.
Picamos el jamón hasta que quede muy fino y junto con los demás ingredientes se calientan  en microondas durante 50 segundos y se tritura bien con la batidora.
Cuando aún esté caliente poner en un molde ya que estando recién hecho es más fácil de rellenar.


Estas galletas se las hice a mi ahijada para la celebración de su cumpleaños….¡FELICIDADES PAULiÑA!

Decido a averiguar un poquito sobre Hello Kitty y…… ¡tiene mi misma edad!... bueno un mes menos que yo, es que esta generación nos conservamos fantásticamente…ja,ja.
Nació como resultado de un encargo de la compañía japonesa Sanrio a su dibujante Ikaka Shimizu el  1 de noviembre de 1974. La diseñadora abandonó la compañía un año después haciéndose cargo Yuko Yamaguchi .
Esta gata blanca sin boca, formas antropomorfas y con un lazo rojo en la oreja izquierda, fue diseñada originalmente sentada para adornar unos monederos infantiles.
Ahora, y tras a un buen trabajo de marketing,  se ha convertido en objeto de  coleccionismo y su imagen está difundida por medio mundo.
Es por ello que es Embajadora de buena voluntad para China y Hong Kong y  Embajadora infantil de las Naciones Unidas.
En los años 80 se cambión el lazo por una flor, se puso vestidos nuevos y protagonizó una película. Pero en los años 90 su popularidad descendió y el equipo creativo cambió su estrategia.
Se buscó el impacto en el público adulto en vez de niños y adolescentes y…¡BINGO!...madres de hoy que éramos fans de esta gatita hacemos uso de nuestros monederos acompañando la compra de artículos con de la expresión…¡es monísím@!...¡ideal!.....
Así es que no es raro encontrar una adulta (como yo) con algún accesorio encima de Hello Kitty (yo llevo en el llavero un “monísimo” pen-drive).
Y qué decir de las madres (también como yo) que se encargan de que sus hijas tengan algo de este famoso personaje….
Supongo aunque sea la primera vez que hago estas galletas, seguro que no será la última.


Mona, Toña, Fogaseta, Coca-Boba, según donde te encuentres se llama de una manera u otra.
El próximo lunes será el “Lunes de Mona”.
Un día especial, ya que los niños y los no tan niños disfrutan de esta masa de bollería fermentada tan típica de estas fechas.
Conozco muchísima gente que le gusta comerse el huevo cocido acompañando la mona, aunque para mí lo ideal es acompañarla  con unas onzas de chocolate.
Ahora con esto de los huevos “Kinder” los niños se pierden una de tradiciones más divertidas….romper el huevo duro en la frente del que menos se lo espera….ja, ja…gracioso para quién sorprende y fastidioso para el sorprendido.
Los más autóctonos  (la gent de la terreta) llegan a decir esta frase en valenciano en el momento crucial de “Esclatar l’ou”:
“Ací em pica, aci em cou, aci em menge la mona, y ací em trenque l’ou”
Los adolescentes ilicitanos se van a comer la mona a la playa con los colegas.
Suele ser un día soleado pero con brisa fresca.
 Es por ello que recuerdo cómo llegaban mis amigas de quemadas cuando volvíamos se Santa Pola….esas pieles tan blancas y débiles ocultas durante el invierno y que de repente se pasaban horas al sol sin cremas protectoras ni nada…a pelo.
Hubo un año que hasta yo me puse roja, no hace falta decir que las lesiones que sufrieron mis amigas fueron bastante importantes……madre mía……que inconscientes.
Bueno, agradecer a mis co-guionistas  de Ontinyent por su inestimable aportación documental. Besos
Ingredientes:
1 kg de HARINA DE FUERZA
50g de LEVADURA PRENSADA
225 g de AZUCAR
250g de LECHE
250g de ACEITE DE OLIVA
4 HUEVOS
Ralladura de ½ LIMÓN y ½ NARANJA
10 HUEVOS DUROS

Desmenuzar bien la levadura en la harina
Añadir el azúcar y las ralladuras.
Ir incorporando los líquidos a los sólidos mezclando bien.
Añadir los huevos 1 a 1.
Amasar, durante unos 25 minutos.
Reservar en un bol tapado con un paño seco, hasta que doble su volumen.
Dividir en raciones de 150 g (los de la foto son de 300g)
Bolear las raciones.
Insertar en el centro (tratando de no romper la masa) un HUEVO COCIDO
Dejar  doblar otra vez su volumen.
Pintar la superficie con huevo batido y espolvorear azúcar.
Hornear a 170ºC unos 15 minutos.
Una vez cocida la mona y antes de que se enfríe se puede retirara el huevo y sustituirlo por uno de chocolate