A que sólo el título os hace cantar esa cancioncita de …..me quiero casar, con una señorita ….que sepa coser, planchar, bordar…….etc……
Realmente se buscaba una esposa o a una esclava?...debe ser por lo primitivo del mensaje que ha caído en desuso y los niños ahora prefieren cantar el Waka –Waka de Shakira.

Parece ser que este postre se elabora desde el Medievo con leche de cabra y miel, que era lo que había.

Hoy en día hemos dejado de usar la leche de cabra aunque sus propiedades son incomparables, menos mal que desde hace unos años se consigue semidesnatada en cualquier supermercado sin problemas.

Hemos sustituido la miel por el azúcar de caña y luego por el azúcar blanca refinada.
Como pasará con la canción…..caerá en el olvido por quedar sus ingredientes anticuados???


Vamos a disfrutar de este ancestral  postre antes de que lo hagamos con “leche de aire”  y arroz transgénico.

Ingredientes (para 8 personas):

1 ½ litros de LECHE ENTERA
Cáscara de 1 LIMÓN, solo parte amarilla.
1 ramita de CANELA
½  vaso de ARROZ de grano redondo
1/3 vaso de AZÚCAR
40 g de MANTEQUILLA
CANELA EN POLVO

Poner  a hervir la leche con la canela y el limón.
Cuando empiece a hervir echar el arroz y remover. Esperar a que hierva, remover y reducir el fuego al mínimo y cocer durante 1 ½ hora aprox.
Remover cada 15 minutos unos 2 minutos aproximadamente cada vez.
Pasado el tiempo comprobar si el grano está totalmente cocido.
Retirar del fuego.
Retirar la corteza de limón y la rama de canela.
Añadir el azúcar. Mezclar bien.
Echar la mantequilla fría a daditos y unir  hasta que se disuelva totalmente.
Distribuir en recipientes individuales y espolvorear canela por encima