Mona, Toña, Fogaseta, Coca-Boba, según donde te encuentres se llama de una manera u otra.
El próximo lunes será el “Lunes de Mona”.
Un día especial, ya que los niños y los no tan niños disfrutan de esta masa de bollería fermentada tan típica de estas fechas.
Conozco muchísima gente que le gusta comerse el huevo cocido acompañando la mona, aunque para mí lo ideal es acompañarla  con unas onzas de chocolate.
Ahora con esto de los huevos “Kinder” los niños se pierden una de tradiciones más divertidas….romper el huevo duro en la frente del que menos se lo espera….ja, ja…gracioso para quién sorprende y fastidioso para el sorprendido.
Los más autóctonos  (la gent de la terreta) llegan a decir esta frase en valenciano en el momento crucial de “Esclatar l’ou”:
“Ací em pica, aci em cou, aci em menge la mona, y ací em trenque l’ou”
Los adolescentes ilicitanos se van a comer la mona a la playa con los colegas.
Suele ser un día soleado pero con brisa fresca.
 Es por ello que recuerdo cómo llegaban mis amigas de quemadas cuando volvíamos se Santa Pola….esas pieles tan blancas y débiles ocultas durante el invierno y que de repente se pasaban horas al sol sin cremas protectoras ni nada…a pelo.
Hubo un año que hasta yo me puse roja, no hace falta decir que las lesiones que sufrieron mis amigas fueron bastante importantes……madre mía……que inconscientes.
Bueno, agradecer a mis co-guionistas  de Ontinyent por su inestimable aportación documental. Besos
Ingredientes:
1 kg de HARINA DE FUERZA
50g de LEVADURA PRENSADA
225 g de AZUCAR
250g de LECHE
250g de ACEITE DE OLIVA
4 HUEVOS
Ralladura de ½ LIMÓN y ½ NARANJA
10 HUEVOS DUROS

Desmenuzar bien la levadura en la harina
Añadir el azúcar y las ralladuras.
Ir incorporando los líquidos a los sólidos mezclando bien.
Añadir los huevos 1 a 1.
Amasar, durante unos 25 minutos.
Reservar en un bol tapado con un paño seco, hasta que doble su volumen.
Dividir en raciones de 150 g (los de la foto son de 300g)
Bolear las raciones.
Insertar en el centro (tratando de no romper la masa) un HUEVO COCIDO
Dejar  doblar otra vez su volumen.
Pintar la superficie con huevo batido y espolvorear azúcar.
Hornear a 170ºC unos 15 minutos.
Una vez cocida la mona y antes de que se enfríe se puede retirara el huevo y sustituirlo por uno de chocolate