Suelo hacer esta combinación en “muffin” por lo que había que intentarlo en bizcocho.
Lo de utilizar las semillas de amapolas en panadería es un “puntazo” (y nunca mejor dicho….) da la impresión que no se van a notar, pero si, cuando masticas se puede apreciar un “crunch-cruch”.
El sabor de este bizcocho es fresco por la naranja y si contamos con las propiedades de la amapola, también relajante. Por lo que la combinación de fresco y relajante……no suena nada mal, verdad?
Ingredientes
50g de SEMILLAS DE AMAPOLA
60 ml de LECHE
185g de MANTEQUILLA reblandecida
300G de HARINA 
50g de ALMENDRA MOLIDA
1 cucharada de ralladura de NARANJA
220g de AZUCAR GLASS
3 HUEVOS
125ml zumo de NARANJA
Precalentar el horno 180-190ºC
Engrasar un molde de 22cm de diámetro.
Mezclar las semillas y la leche en un cuenco. 
Batir con las varillas eléctricas la mantequilla, la ralladura y el azúcar hasta que la mezcla esté esponjosa.
Incorporar los huevos
Verter la mezcla en un cuenco grande,  con una cuchara de madera , incorporar la harina tamizada, las almendras molidas, el zumo de naranja y la leche con las semillas de amapola
Extender la mezcla en el molde
Hornear durante 1 hora.
Sacarlo y dejar reposar 5 minutos antes de desmoldar.




*** Con esta receta participo en "Concurso de recetas de manzanas y mandarinas" de Gastronomia & Cía*****