Ingredientes
500g de CHAMPIÑONES limpios a fondo, sin tierra ni suciedad. Tratar de no tenerlos mucho tiempo en  el agua para que no absorban demasiado líquido.
30ml de ACEITE DE OLIVA
4 CEBOLLAS  picadas, a poder CHALOTAS ya que su sabor es más dulce  suave
500ml de CALDO DE POLLO
300g de NATA LÍQUIDA
5 ó 6 ramitas de PEREJIL
SAL Y PIMIENTA
30g de MANTEQUILLA en dados 
----------------------------------------- 
Tener hecho del día anterior el caldo de pollo, para así poder desgrasarlo fácilmente. Yo suelo tener caldo en la nevera para las sopas de las cenas (en mi casa somos mucho de cuchara). También es muy socorrido tenerlo congelado ya que te quita de un aprieto.
Mi consejo es hacerlo bastante concentrado para que ocupemos menos espacio en el congelador.
Yo suelo tener raciones congeladas de 300ml y completo la cantidad con 200mlde agua.
------------------------------------------
Una vez limpios los champiñones se cortan en láminas (unas 3 ó 4 por unidad) y se secan con papel de cocina.
En olla con capacidad mínima de 2 litros poner a calentar el aceite.
Saltear las cebollas a fuego lento un par de minutos
Agregar los champiñones, tapar la olla y dejar cocer unos 4 minutos.
Echar el caldo de pollo, la nata, el perejil y salpimentar al gusto.
Dejar hervir a fuego lento durante 15 minutos.
Mezclar con la batidora  y pasar con colador o un chino.
Una vez colado, volver a poner a fuego lento, removiendo para que la mezcla quede homogénea.
Cuando esté caliente, retirar del fuego y añadir la mantequilla fría.
Remover hasta homogeneizar.
Rectificar la sal y la pimienta.
Nota:
Para lograr un sabor más sabroso y complejo, sustituir 200g de champiñones por  SETAS SILVESTRES.