Este arroz es de esos que se hacen rápidos y con lo primero que “pillas” en la nevera. Mi madre hace este tipo de arroces para salir del paso y siempre tiene una par de morcillas congeladas para tal fin.
Eso sí, que no falte nunca el apio, el pimentón, el orégano y la morcilla, ya que son los “culpables” de ese saborcito.

Solemos hacer este arroz “melosillo” ya que si está muy seco, pierde su gracia. Es mejor que peques en agua en exceso que en defecto.


INGREDIENTES

1 kg de COSTILLAS DE CERDO separadas una a una
1 cucharadita de ORÉGANO
2 cucharaditas de PIMENTÓN
2 cucharaditas de PICADILLO (ajo-perejil-sal machacados)
1 rama de APIO cortado a 1 cm
½ PUERRO cortado a rodajas de ½ cm
2 ZANAHORIAS cortadas a rodajas de 1 cm
100 g de JUDIAS  planas limpias de fibras y cortadas a 2 cm.
100 g de HABAS
½ PIMIENTO ROJO en cuadrados de 1 cm
3 ALCACHOFAS limpias y cortadas en 6 partes.
2 ramas de CILANTRO picaditas
1 TOMATE pelado y cortado a dados de 2cm
2 MORCILLAS DE CEBOLLA enteras
5 vasos de AGUA
½ cucharadita de COLORANTE “azafrán”
1 PASTILLA de CALDO “Knorr”
2 vasos de ARROZ
SAL
PIMIENTA
ACEITE DE OLIVA




PREPARACIÓN

Sofreír las costillas sal-pimentadas previamente en una olla a presión.
Echar el orégano, el pimentón y el picadillo. Rehogar unos 10 min, tapar y cocer a presión unos 10 minutos más. (Las costillas deben estar blanditas).



En la olla donde se hará el arroz, sofreír a fuego lento todas las verduras y cuando estén blandas agregar las morcillas, rehogar 2 minutos y terminar agregando las costillas rehogando 2 minutos más.

Echar el agua, el azafrán, y la pastilla de caldo. Hervir durante 5 minutos con la olla tapada.
Rectificar la sal si fuera necesario.

Echar el arroz, mezclar ligeramente todos los ingredientes.
Llevar a la ebullición y remover. Tapar y bajar el fuego al mínimo.

Cocer a fuego lento durante 20 minutos con la olla tapada.


Apagar el fuego, dar un “par de vueltas”, y dejar reposar 5 minutos antes de servir.