TARTA POCOYO


Este fin de semana hemos celebrado el primer cumpleaños de mi hija Maya.
A esta edad lo único que le entretiene más de cinco minutos en la tele es este simpático niño con sus amigos. Por ello se sabe perfectamente el nombre de cada uno.
Es la tercera vez que experimento con el fondant, y la primera con la pasta de goma.
Estuve ensayando los muñecos con plastilina, y la verdad no me salieron mal, pero parecía el primo de Pocoyó, “Pocotu”. Además pasé un buen rato con mi hilo Félix que trataba de hacerlos también.
Al final, cómo no tenía tiempo para la improvisación, decidí no tontear mucho con la pasta de goma y opté por usarla sólo para los cubos del nombre de la niña. Compré los muñecos en una tienda de juguetes….y problema resuelto.
El próximo objetivo es usarla para algo “más interesante” que unos cubos.


Félix quiso participar en algo y decidió hacer un número (“eso si que sé hacerlo”, me dijo) y así fue.
Cuando mi hija vio la tarta lo primero que hizo fue saltar hacia ella….es la manera que tiene de decir: “¡¡Mola!!”.


¡¡¡ Felicidades mi princesita !!!