POLLO KORMA

El motivo por mi pasión por la cocina hindú es su magnífico dominio del arte de combinar  especias como ninguna, ofreciéndonos así un festival de aromas y sabores sin igual.
Cuando cocino este plato, que es uno de mis preferidos, la casa adquiere un aroma dulce y suave que hace que ese día sea especial. 


El estilo Korma es una herencia de las mesas nobles del imperio mogol al sur asiático, y por ello podemos encontrarlo en el norte de India, Pakistán y Bangladesh.
Es estilo es similar  a otras técnicas de estofado a fuego lento. La carne o los vegetales son primeramente cocinadas a altas temperaturas durante un tiempo prolongado para luego finalizar con un cocción lenta con el mínimo líquido añadido, finalmente se añade la crema a base de especias yogur y coco que le confiere su sabor característico.
Se puede usar con cordero, pollo, ternera o gambas
La cocina hindú domina el arte de combinar las especias como ninguna otra y eso hace que sus platos tengan una increible riqueza de gustos y aromas.


1 kg de muslos de POLLO sin hueso cortado y en 4 partes
1 cucharadita de SAL
¼ Taza (60 ml) de zumo de LIMON
1 Taza (250 g) de YOGUR sin azúcar
1 CEBOLLA pequeña en 4 trozos
2 dientes de AJO majados
1 trozo (3 cm) de JENGIBRE fresco rallado
1 GUINDILLA VERDE picada
2 cucharaditas de GARAM MASALA
-------------------------------
2 cucharaditas de COLORANTE alimenticio AMARILLO
1 cucharadita de COLORANTE  alimenticio ROJO
-------------------------------
½ Taza (125 ml) de PURÉ DE TOMATE
½ Taza de AGUA (125 ml) de AGUA
½ Taza (125 ml) de NATA
½ Taza (125 ml) de LECHE DE COCO
1 cucharadita más de garam masala
2 cucharaditas de AZUCAR
¼ cucharadita de GUINDILLA EN POLVO
1 cucharada más de zumo de limón
1 cucharadita de COMINO MOLIDO
---------------------------------
100 g de MANTEQUILA
(Acompañar con ARROZ BASMATI)



Salar el pollo y rociar el zumo de limón.

Triturar en un robot de cocina  el yogur, la cebolla,  el ajo, el jengibre, la guindilla y el garam masala hasta obtener una mezcla fina.

Mezclar los 2 colorantes en un cuenco pequeño y untar los trozos de pollo por todos los lados. Ir colocándolos en una fuente de cristal.

Añadir al pollo la mezcla de yogur y remover bien.

Tapar la fuente de cristal con film trasparente y guardar en la nevera unas 4 horas (mejor dejar hecho de víspera).

Poner a precalentar el horno a 220ºC sin aire y con las placas superior e inferior.

Sacar uno a uno los trozos de pollo del adobo e ir colocándolos en la rejilla del horno con 4 vasos en cada esquina para dejar así que escurra el sobrante del adobo (5 minutos).

 Poner el pollo en la bandeja del horno (poniendo papel de aluminio para facilitar posteriormente su limpieza). Hornear durante 15 minutos o hasta que esté tierno.

Escurrir el líquido y colocar el pollo en un plato hondo. Cubrir con papel de aluminio para mantenerlo caliente.

Mezclar el puré de tomate y el agua en el bol grande, agregar la nata, la leche de coco,  el garam masala extra, el azúcar, la guindilla en polvo, el limón extra y el comino. Remover bien.

Derretir a fuego lento la mantequilla en una cacerola grande. Verter la mezcla de tomate y llevar a la ebullición. Dejar hervir durante 2 minutos, reducir el fuego e incorporar el pollo.

Remover sólo para bañarlo en la salsa y cocer a fuego lento durante 2 minutos más.