¿Qué tendrán las princesas que a todas las niñas les gustan?

Encontrar una única respuesta a esta pregunta es muy complicado ya que las opciones son prácticamente infinitas, los vestidos, las joyas, su casa-castillo……. que no pegan un palo al agua…pensándolo bien creo que voy a reformular la pregunta:
¿Qué tendrán las princesas que a todas nos gustan?

Si hablamos de muñecas-princesas esta es mi respuesta.

Están siempre perfectamente maquilladas, tienen un tipazo impresionante, no se preocupan de si llegarán a fin de mes, hacen viajes por todo mundo en régimen de “todo-incluido” (pero sin llevar esas horteras pulseras adhesivas), no tienen que limpiar (Cenicienta, Blanca Nieves, Rapunzel lo hicieron durante un periodo determinado de tiempo, unas vez instaladas en Palacio no pasan ni la mopa) y no sigo porque ya no sé si estoy hablando de las princesas de juguete o de las reales.

Así que por soñar que no quede, y por eso me encantó vestir a esta Barbie Bailarina (motivo por el que las manos están en esta posición), además la sesión fotográfica fue de los “más natural”, es una modelo innata.
Bueno, y como si de una contemporánea princesa se tratase, me fue muy difícil ocultar sus “tatuajes” y el botox facial.



Seguro que todos tenemos un lugar preferido para sentarnos a ver la tele, para leer, “whasapear”,  hablar por teléfono, jugar con la consola, o simplemente trastear con la Tablet.
A Juan (alias, Noño y tío de mi marido) le pasa lo mismo que a Sheldon Cooper, no es que tenga un lugar específico para él, es que ese lugar de sofá ha adaptado su estructura para lograr una total armonía con su cuerpo, y por ello posiblemente los otros miembros de la casa lo encuentre incómodo y prefieran sentarse en otro lugar.

Así que para su cumpleaños su familia le quiso sorprender con este regalo, una réplica de su sofá y un homenaje a esta simbiosis.
Lo mejor de los preliminares de la tarta fueron las fotos que me mandaron los primos de él en el sofá….a veces una foto vale más que mil palabras.

Es bonito hacer regalos personalizados, y cuando lo planean las personas que más te quieren y te conocen la sorpresa nunca falla.
Noño, me encantó participar en tal original regalo, besos.