1974….excelente añada, sí Señor.

En el año en el que ABBA gana Eurovision y Alemania gana el  mundial de futbol, nací yo.

Si, en el año en el que España decide poner en órbita su primer satélite artificial y Volkswagen estrena su modelo Golf.
 
Aunque han pasado 40 años parece que no son tantos, Abba suena en las voces de nuestros hijos, seguimos viendo modelos de Golf por la calle y Alemania gana un mundial....parece que todo sigue igual, no?
 
Somos la generación Mazinger, forjada a base de bocadillos con un trozo  de chocolate dentro y  rebanadas de pan untadas con mantequilla espolvoreada con azúcar o ColaCao.
 
¿Quién no ha llevado a una excursión filetes rebozados con tortilla de patata?

Menos mal que antes no se miraba mucho (o nada) si el huevo estaba o no pasteurizado, porque seguro que si fuera así ahora no tendríamos guardada en nuestra memoria este manjar dentro de una fiambrera metálica.
 
Y ¿quién no esperaba con ilusión los postres típicos y sin florituras como las natillas, el arroz con leche  y el flan?

Pues por eso y mucho más, y tal como se diría en la jerga enológica….una añada excelente.

Esta tarta simboliza nuestras cuatro primeras décadas de vida.
 
Unos amigos organizaron una fiesta que empezó a medio día y acabó por la madrugada, para ser unos “abueletes” no paramos ni un minuto de reir, bailar y cantar canciones de nuestra época.

Después de “labios de fresa..…”, “Voyage, voyage…, “The final countdown”  y pasando por Bonnie Tyler o Duncan Dhu, acabé afónica y sorprendentemente entera (menuda sesión de aerobic…).
 
Después de comer entramos en el pub a las 6 de tarde y salimos 7 horas después, menos mal que los organizadores previeron una super-merienda dentro del mismo pub y pudimos reponer fuerzas entre copa y copa sin que se nos cortara el rollito (todo un acierto).

Se repartieron chuches con un toque de humor, dentro había un Ibuprofeno, y es que al final, la edad no perdona.

Se hicieron camisetas conmemorativas, nos escribimos chorradas en la espalda y disfrutamos como unos niños….UNA FIESTA GENIAL.



Este paso a paso de la Tortilla de Patatas o Tortilla Española (como se conoce fuera), lo realicé por petición de mi primo Fernando que vive en Canadá.

Si no llega a ser por él no se me hubiera ocurrido hacer nunca esta entrada, primero porque aquí en España es un básico que todo el mundo hace, y segundo porque mi preferida es la de mi mamá…¿a que esta afirmación te suena?....espero que algún día mis hijos digan lo mismo de la mia.

Nota: Como todo lo que uno hace en casa, las medidas y cantidades son orientativas, a ojo….pero esta vez he tratado de cuantificarlas para ponérselo más fácil a mi primo y esto nos servirá.

Os dejo con el paso a paso que le mandé…..

Ingredientes:
1 kilo de patatas
8 huevos (puse 2 huevos más que en la foto para que saliera más jugosa)
1 cebolla grande
Sal
ACEITE (de oliva es lo ideal, pero si no tienes, con aceite vegetal; girasol, maíz, maní….también vale)

Pelar las patatas y cortarlas en trozos IRREGULARES (primer truco), ver la foto.
Salar las patatas…cómo si las hicieras fritas.

Poner aceite en la sartén (más o menos casi la mitad de la altura de la sartén), a fuego fuerte. Y cuando este muy caliente, echar las patatas.

Una vez  hayas echado las patatas, cortar las cebolla en “gajos” y ponerla encima.

Con ayuda de un tenedor “ahuecar” y colocar las patas y cebolla para que quede todo “colocadito”.

Freír a fuego fuerte. Siguiente truco, NO TOQUETEAR  las patatas, si no se deshacen….lo que hay que hacer es dejarlas “a su rollo” hasta que compruebes (con un tenedor) que la parte de abajo empieza a dorarse….es entonces cuando con cuidado “colocas” (con ayuda de dos tenedores) las patatas de abajo arriba y viceversa (mira la foto dela derecha).
Mientras se terminan de freír las patatas, bate los huevos en un bol, no hace falta que les eches sal, ya que las patatas llevan.

Este es el tercer truco, ya que al estar tan calientes las patatas empieza a cuajar el huevo.

Siguiente truco, cuando ya estén doradas las patatas (bueno, algunas de ellas), SIN apagar el fuego, retirar las patatas con una espumadera, escurrir el exceso de aceite y verter (calientes) al huevo batido que estratégicamente has colocado al lado de la sartén.

Una vez introducidas las patatas, con el tenedor integrar el huevo,ojo,  pero sin romper las patatas.

Bajar el fuego a fuego medio,y cocer según lo cruda que os guste, a nosotros nos gusta un poco líquida por dentro, aunque a mucha gente le gusta totalmente hecha como en los bares….bueno, yo de un par de bares famosísimos por sus tortillas y estas están crudas por dentro como la mía.

Retirar casi todo el aceite dejando solo un culito en la sartén…no retiro lo del culito porque aquí es lo mismo que decir  “dejando un chin en la sartén” y la receta es española, así que “chin” no sirve.

Echar la mezcla en la sartén, y presionar un peli para nivelar.

Esperar a que la parte de abajo esté dorada. Se sabe levantando el borde un poquito.

Poner un plato plano, o similar, de diámetro mayor al de la sartén. Colocarlo encima (ver foto).

Colocación de las manos, (si eres diestro):

 La mano izquierda con la mano bien abierta sobre el plato que tapa la sartén y “presionar” para que el palto no se separe en ningún momento de los bordes de la sartén (y así garantizamos que no se desparrame todo cuando le demos la vuelta). Si te pasa, que te consuele que alguna vez en nuestra vida nos ha pasado.

La mano derecha en el mango de la sartén… es la que manda y da la vuelta a la tortilla.

El movimiento debe ser rápido, he tratado de fotografiarlo pero he encontrado esto…

si quieres ver cómo darle la vuelta picha aquí

Una vez dada la vuelta dorar la otra parte….una manera de saber el grado de cuaje del huevo es palpando el centro.

Colocar la tortilla en el mismo plato con el que le hemos dado la vuelta, y este es el último truco….no es lo mismo sin el “juguito” que queda en el plato…así que usa el mismo plato para servir.

y…voilà….¡¡¡¡MARCHANDO UNA DE TORTILAA!!!!!

Notas:
Si te has fijado en el reguero de aceite….era para hacerlo más real….jeje.

Y si te preguntas con que comimos la tortilla, pues…con chuletitas de cordero, longaniza, chorizo, morcilla y aceitunas.