Este tamagotchi disfrazado de App, hizo furor el año pasado entre los niños.

Digo el año pasado porque fue en la época en la que hice esta tarta (tengo que publicar más a menudo) para un compañero de clase de mi hija.
 
En su día, cuando me dijeron el tema de la tarta, no había oído hablar de ese tal Pou tampoco sé si a día de hoy el furor de la “patata-rara” ha pasado…..
 
De todas formas, aquí tenéis a este Pou Bético que luce orgulloso sus colores por esta zona de levante…..porque como canta su himno …”una leyenda que recorre el mundo entero, verde y blanco sus colores, blanco y verde es el sendero”

Y porque desde aquí ya “huele” a Fallas…… ahí que me levanto yo a las 7 de la mañana un sábado para ir al mercado y comprar todos los ingredientes  para hacer un auténtica “paelllica valensiana”.



























Primero, la carne; pollo y conejo del puesto de mi amigo Rubén (PREAVI- Mercado Zona Norte-Alcoy), viendo las fotos ya os podéis imaginar la calidad.

Luego me dirigí a un puesto de verduras para conseguir garrofón y judías, y como ahí no tenían garrofón, me indicaron quién tenía de todo lo que necesitaba y allí que me voy toda agradecida por tanta amabilidad y compañerismo (la próxima semana le compraré algo al gentil señor…:)

A las 8:45 estaba ya en casa con los ingredientes para la paella y con el desayuno para la family (porras recién hechas y chocolate a la taza) de la churrería situada justo en la puerta de acceso al parking del mercado (todo un lujo empezar así el día, eh?).

Esta vez no compré tabella (judía blanca)....qué sesartre!, aunque con la ilusión que me hizo no usar el garrafón congelado, se me pasó rápido el disgusto de mi olvido.

La que se lo pasó pipa fue la peque ayudándome a extraer el garrofón de la vaina, para ella fue toda una novedad.

La cantidad de los ingredientes  y el tiempo de cocción que voy a poner es del libro de arroces que tengo en casa y que consulto cada vez que hago un arroz valenciano, lo consulto sólo para el tema del orden de los ingredientes y tal…..ya que tengo tendencia a dejarme llevar cambiando el orden y luego no sabe igual, pero para las cantidades.....siempre termino midiendo a ojo.

Y es que para que salga un buen arroz, el truco está en ver, oler, y sobre todo escuchar, escuchar el burbujeo del caldo con el arroz para controlar el punto del arroz.

Nota: A mí me gusta mucho la verdura en la paella y por eso exagero en las cantidades de estas.
Ingredientes para 4 personas:

400 gr de CONEJO
400 gr de POLLO (pechugas y carcasa no)
250 gr de ROCHET (judía plana verde con pintas rojas, si es verde entera se le llama ferraura).
150 grs de TABELLA (judía blanca)
150grs de GARRAFÓ
2 TOMATES maduros rallado
1 cabeza de AJO (opcional….esta es mi aportación Alicantina)
2 ½  de ARROZ
8 cucharadas generosas de ACEITE DE OLIVA
5 vasos de AGUA+ 3 vasos de AGUA
SAL
AZAFRAN
1 cucharadita rasa de PIMENTÓN

(Imagen del garrafón)    

Poner la paella al fuego, echar el aceite, y una vez caliente, poner la carne y el ajo partido por la mitad.

Se sofríe muy bien la carne. El ajo cuando ya esté dorado hay que retirarlo para que no amargue el aceite.

Una vez hecha la carne, añadir las judías (rochet), la tabella y el garrafón.

Sofreir 8 minutos.

Añadir el tomate, sofreír 4 minutos más.
Espolvorear el pimentón y el azafrán, le damos un par de vueltas rápidas antes de añadir agua.

Incorporamos al sofrito 5 vasos de agua y vemos a que altura queda respecto al borde de la paella. Añadimos otros 3 vasos más de agua y la sal, hervimos a fuego fuerte hasta que se la altura del agua llegue a la medida de los 5 primeros vasos de agua.

Echamos el arroz y lo distribuimos con ayuda de la espumadera uniformemente por la paella. Rectificar la sal antes de que empiece a hervir.

Desde el momento de la ebullición del caldo con el arroz cocemos  a fuego fuerte unos 10 minutos, luego bajamos el fuego y cocemos unos 7 minutos más, consiguiendo un burbujeo homogéneo  y “pequeñito” en toda la superficie de la paella.

Luego se tapa y se deja reposar unos minutos más para que los granos se terminen de cocer con el vapor.